Las comunidades piden la retirada del plan energético y Ribera se niega: “No va a haber ningún aplazamiento”

La mayoría de comunidades pide la retirada o el aplazamiento del plan hasta se consensuen las medidas. El PP denuncia que no se ha tenido en cuenta el impacto económico. La ministra pide que las comunidades hagan sus propuestas para el plan de contingencia de septiembre

Teresa Ribera, en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Conferencia Sectorial de Energia, Industria y Comercio , que se celebró de manera telemática
Teresa Ribera, en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Conferencia Sectorial de Energia, Industria y Comercio , que se celebró de manera telemática FOTO: David Jar La Razon

Más de tres horas de reunión no han bastado para llegar a un acuerdo definitivo y convencer a la mayoría de comunidades de las bondades del plan de ahorro energético que entrará en vigor el próximo miércoles. la reunión entre los consejeros del área de las comunidades autónomas y las ministras de Transición Ecológica. Teresa Ribera, y Comercio e Industria, Reyes Maroto, ha terminado con la petición de retirada del decreto por parte de las regiones gobernadas por el Partido Popular (Madrid, Andalucía, Castilla y León, Galicia y Murcia). En concreto, han reclamado -sin conseguirlo- la retirada parcial del decreto, el que atañe directamente a las medidas de ahorro y de temperatura, con el objetivo de abrir vías de diálogo con las comunidades “para que puedan ejercer sus competencias”.

El vicesecretario de Organización Territorial del Partido Popular, Miguel Tellado, exigió al Gobierno la retirada “inmediata” del plan, al que denominó de “improvisación energética” porque se ha hecho “de espaldas” a las comunidades autónomas, a los territorios, los municipios y las organizaciones empresariales “sin atender a las peculiaridades” de cada una “de las zonas” y de los sectores “afectados”, como los comercios, los supermercados, el cine o el teatro. Además, criticó que el Ejecutivo tampoco ha tenido en cuenta el impacto económico que tendrá en sectores claves de nuestro tejido productivo, como el comercio, el turismo o en los espectáculos culturales. “Los pequeños y medianos empresarios de nuestro país no tienen por qué cargar con la culpa de la desastrosa política energética del Gobierno de España”.

También reconoció que es “necesario” que se tomen medidas en materia energética, pero aclaró que deben ser “adecuadas” y se debe escuchar a todos los sectores implicados y al resto de las administraciones y analizar “el impacto y las consecuencias reales de las medidas”, pero “no con el real decreto ley ya aprobado”. En línea con la petición que hizo el líder de su partido, Alberto Núñez Feijóo, exigió la convocatoria de una Conferencia de Presidentes esta misma semana para que el presidente, Pedro Sánchez, explique “con detalle” cuáles son sus propuestas en materia energética y “consensue” con las administraciones autonómicas “la forma de llevarlas a cabo”.

A las comunidades del PP se han unido también otras, como Cataluña. Su representante en la conferencia, el secretario de Empresa y Competitividad, Albert Castellanos, criticó las “imprecisiones jurídicas” que han detectado en la norma, por lo que pidió que se “retrase la entrada en vigor” de la misma.

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha descartado “totalmente” que se vaya a modificar o aplazar la entrada en vigor del decreto. “No va a haber ningún aplazamiento. Las medidas entrarán en vigor el miércoles y lo que hemos hecho es intentar despejar todas las dudas que nos han planteado, porque ni ha habido ningún cambio en el decreto ni se ha modificado nada. Todo se mantiene igual”. Ribera ha vuelto a reiterar a las comunidades que su Ministerio está a la espera de que “nos envíen sus propuestas para el plan de contingencia que se aprobará en septiembre, para colaborar en materia de ahorro energético y presentar propuestas concretas sobre nuevas medidas”.

La vicepresidenta también ha querido aclarar que la vocación del decreto “no es sancionar” y ha criticado en varias ocasiones “los discursos contra el decreto” por parte de distintos cargos del Partido Popular y, en concreto, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, antes incluso de que se conociera el contenido del real decreto. “Eso no ayuda a la concordia y al objetivo común que tenemos, que es el de ahorrar energía, como nos exige la Comisión Europea”.

En el mismo sentido, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante un acto en Algeciras, ha exigido al presidente del PP “sentido de país, sentido de Estado; que se imponga, aunque eso después le cueste dificultades dentro de su partido, a aquellos líderes o lideresas que lo que quieren simplemente es hacer insumisión de las leyes que aprueban este Gobierno”, y ha emplazado al líder del PP a que “se cumpla con la ley. No vamos a permitir que ninguna administración haga insumisión. Ese camino lo conocemos. Desgraciadamente no hace mucho y terminó mal, como todos los ciudadanos también recuerdan. Así que hay que cumplir con las leyes y hay que hacerlo cada uno en su marco competencial”, recordando las declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid o la actitud de los independentistas catalanes. “Se trata de un decreto muy riguroso en términos técnicos” que incluye “muchas de las circunstancias que piden” los populares, lo que a su juicio demostraría que “no se lo han leído. Lo menos que se espera del principal partido de la oposición es que cumpla con la ley”.