¿Cómo afecta el plan energético de Sánchez en el hotel, en el gimnasio, en una estación, en las ciudades o en un avión?

La mayoría de establecimientos, ayuntamientos, negocios, estaciones y hoteles han cumplido con la entrada en vigor del decreto del plan de ahorro

Un comercio con la luz apagada en su interior al lado de otro con la luz encendida, en Santiago de Compostela
Un comercio con la luz apagada en su interior al lado de otro con la luz encendida, en Santiago de Compostela FOTO: César Arxina Europa Press

Día 1, hora 0 del decreto ley que soporta el plan energético. La primera noche se ha vivido entre la desigualdad y el cumplimiento, aunque en términos generales la normativa se ha cumplido tras la entrada en vigor del real decreto en los escaparates de los comercios y en los edificios públicos, que deben permanecer apagados cuando los locales estén vacíos.

Las estaciones de trenes y de autobuses, así como los aeropuertos, adaptaron sus termostatos y controles de iluminación a las nuevas exigencias aprobadas por el Gobierno, y limitaron la temperatura de sus edificios a un mínimo de 27 grados y han apagado el alumbrado de los escaparates y locales que no estaban en servicio. El interior de los aviones, trenes y autobuses queda exento del cumplimiento del requisito de temperatura, por lo que podrán tener una temperatura por debajo de esos 27 grados, al igual que los centros sanitarios y hospitalarios, de formación (colegios, universidades o guarderías), peluquerías, lavanderías o gimnasios.

Adif, que gestiona las estaciones de tren, ha confirmado que ha aplicado todas las medidas del real decreto en las estaciones ferroviarias, tanto las relativas a la climatización como a la iluminación, según han confirmado fuentes de la empresa pública. Aena, la empresa estatal que gestiona los aeropuertos y las operaciones aeroportuarias, también lo ha hecho cumplir en todas sus infraestructuras. Por su parte, la gestión de las estaciones de autobuses, que en su mayoría corre a cargo de los ayuntamientos, ha cumplido con la normativa, al igual que otras de carácter privado, como o la estación de Méndez Álvaro de Madrid, gestionada por el Grupo Avanza, que también ha informado que ha cumplido con los protocolos.

También en el ámbito turístico, los hoteleros han confirmado que seguirán cumpliendo la normativa y dando “las máximas evidencias de confort en los clientes para que sigan confiando en la experiencia vacacional en España”.

Centros sanitarios y hospitalarios, de formación (colegios, universidades o guarderías), peluquerías, lavanderías, gimnasios y los medios de transporte en sí (trenes, aviones, aeropuertos, barcos...) quedan excluidos de la obligatoriedad de limitar la temperatura. También quedan exentos aquellos centros donde sean necesarias exenciones por las especificidades del sector, así como en el caso de hoteles, las habitaciones, que son de regulación privada. En el resto del hotel (por ejemplo restaurantes, cafetería, espacios comunes) sí se aplicaría.

De esta manera, los límites de temperatura establecidos se aplicarán al interior de los establecimientos habitables que estén acondicionados, situados en los edificios y locales destinados a uso administrativo (incluyendo plantas o zonas de oficinas, vestíbulos generales y zonas de uso público), comercial (tiendas, supermercados, grandes almacenes, centros comerciales y similares) y cultural (teatros, cines, auditorios, centros de congresos, salas de exposiciones y similares), así como en establecimientos de espectáculos públicos y actividades recreativas, restauración (bares, restaurantes y cafeterías) y transporte de personas (estaciones y aeropuertos).

En todas las ciudades españolas se han seguido las pautas marcadas por el Gobierno, según ha recogido Europa Press. En la capital de España, la mayoría de las tiendas y negocios han cumplido la nueva normativa desde la medianoche, aunque algunos comercios y locales permanecían encendidos hasta primera hora de la mañana. Las oficinas bancarias han estado apagadas, salvo las que tenían cajeros en el interior, que han permanecido con algunas luces encendidas, aunque los carteles luminosos estaban apagados. En las calles más comerciales como Alcalá o Gran Vía, buena parte de los locales estaban apagados, especialmente en el caso de grandes marcas comerciales, lo que llamaba la atención de viandantes, muchos de ellos turistas.

El Teatro Real comenzó desde este lunes a apagar su iluminación a las 22.00 horas, con excepción de los días en los que haya funciones o eventos y la temperatura se ha limitado a 27 grados. Todos los edificios de Patrimonio Nacional, como los Palacios Reales de Madrid, Aranjuez (Madrid) y La Granja (Segovia) o el Real Monasterio de El Escorial (Madrid), apagan desde hace varios días su iluminación, incluida la monumental, con la única excepción de iluminar eventos culturales y abiertos al público durante la noche que se celebran en estos espacios. En monasterios donde viven comunidades religiosas, como el Monasterio de las Descalzas Reales de Madrid, se mantendrá la iluminación necesaria para el normal desarrollo de la vida de la comunidad.

En Madrid, la Catedral de la Almudena, que gestiona el Ayuntamiento de Madrid, ha mantenido su iluminación habitual, aunque fuentes del Arzobispado han confirmado que en el resto de templos se han adoptado las pautas del Gobierno.

Respecto a los edificios de la Comunidad de Madrid, la Real Casa de Correos y el resto de edificios que tienen categoría de monumento en la región permanecieron con las luces encendidas, al no verse afectados por el decreto energético del Gobierno. En estos lugares, se va a seguir con el mismo régimen y, en concreto, en el edificio de la Puerta del Sol se mantendrá la fachada del reloj iluminada hasta la 1 de la madrugada por “interés cultural y turístico”.

Por su parte, la Alhambra y el Generalife de Granada no ha visto modificada su iluminación exterior con la entrada en vigor. El Patronato de la Alhambra ha informado que el monumento, al que se hacen visitas nocturnas, y cuenta en verano con el espectáculo del programa ‘Lorca y Granada en los jardines del Generalife’, se seguirá viendo iluminado como hasta ahora, cada noche hasta las 2,00 horas y desde que cae el sol. También en la capital granadina, monumentos cuya iluminación depende de la red pública, y por tanto del Ayuntamiento de Granada, como el Palacio de los Córdova, la Huerta de San Vicente, o la Casa Zafra, así como la estatua de Isabel La Católica, seguirán iluminándose, mientras que el edificio consistorial en la Plaza del Carmen o el de las Hermanitas de los Pobres, donde están Urbanismo y Medio Ambiente, se apagarán a las 22,00 horas desde este miércoles, en tanto son edificios públicos sin actividad de noche.

En relación con los monumentos que son de la Iglesia, tales como la Catedral y la Capilla Real, el Arzobispado de Granada precisó que son parte de la red pública, por lo que su iluminación depende del Ayuntamiento. Hay una parte del alumbrado exterior de la Capilla Real, la correspondiente a la sacristía, que da a su jardín, cuya regulación sí depende de la Iglesia, que informó que se ajustará en la iluminación de esta dependencia desde fuera a la medida de ahorro energético de apagado a las 22,00 horas.

En Córdoba, al ser ciudad Patrimonio de la Humanidad, se regirán por lo que se decida para el Grupo de Ciudades Patrimonio. En este caso, hasta septiembre está aplazada la decisión y por el momento seguirán iluminados todos los edificios y monumentos, incluida la Mezquita-Catedral, cuyo alumbrado corresponde al Ayuntamiento.

En Cádiz, el Ayuntamiento ha indicado que apagó las luces de la Cascada del Parque Genovés, la fuente de San Juan de Dios, la de la Avenida de Las Cortes, la fuente de la Plaza del Mentidero, la fuente de la Plaza de las Tortugas, la fuente del monumento a Manuel de Falla, en torno al reconocido Teatro Falla de Cádiz, además de la fuente del paseo principal y la fuente de los Niños del Paraguas del Parque Genovés.

En La Rioja, las iglesias y concatedral de la Redonda de Logroño cumplirán con el decreto, por lo que apagarán sus luces a partir de las 22.00 horas, según fuentes de la Diócesis riojana.

El Ayuntamiento de Palma también apaga desde el pasado lunes las luces del propio Consistorio y de la Catedral a las 22.00 horas. El Castell de Bellver tiene conciertos casi todos los días de agosto y, por este motivo, las luces se apagarán a las 00.00 horas hasta el 9 de septiembre cuando ya hayan acabado las actuaciones. También en Palma, los edificios de la Lonja y el Consolat de Mar, sede de la presidencia de Baleares, apagan ya sus luces decorativas por la noche.

Igualmente, el Ayuntamiento de Oviedo cumplió con las medidas de ahorro energético impuestas por el Gobierno y apagó las luces de los edificios públicos a las diez de la noche, de acuerdo con el Real Decreto aprobado la semana pasada por el Ejecutivo.

Por otro lado, el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, ha asegurado que no se apagará la iluminación de los monumentos tales como la Catedral, tras haber realizado una consulta al Ministerio para la Transición Ecológica sobre el decreto de ahorro energético.

Mientras, la provincia de Castellón se sumó a las medidas de ahorro energético con el apagado de las murallas y del Castillo de Peñíscola a partir de las 02.00 horas en lugar de mantener la iluminación toda la noche. También desconectaron las luces en las fachadas de los edificios públicos de la institución provincial, como el Palau de la plaza de las Aulas de Castelló de la Plana que se apagará desde las 22.00 horas.

En la misma línea actuará el Ayuntamiento de Alicante, que apagó la iluminación del Castillo de Santa Bárbara a las 22.00 horas. Sin embargo, no se apagará el alumbrado público ni aquellos monumentos cuya falta de iluminación pueda poner en riesgo la seguridad de los ciudadanos, según ha informado el consistorio en un comunicado, destacando que, en lo que afecta a monumentos y espacios públicos sólo se apagarán si la falta de iluminación no afecta a los ciudadanos y su seguridad.

En Cáceres, el plan de ahorro del Ayuntamiento reducirá un 38% el gasto energético de la iluminación ornamental de la ciudad. En cuanto a los edificios de la ciudad monumental que tengan iluminación ornamental, se reducirá el tiempo que están iluminados. Actualmente permanecen iluminados hasta las 02.30 horas, pero con las nuevas adaptaciones pasarán a permanecer encendidos hasta la 01.00 horas en verano, durante el otoño y la primavera hasta las 00.00 horas y en invierno hasta las 23.00 horas.