El diésel se encarece por tercera semana consecutiva y está cada vez más cerca de los dos euros el litro

La gasolina retoma la senda a la baja, con un precio de 1,779 euros, mientras que el gasóleo escala hasta 1,921 euros el litro

Imagen de archivo de una persona repostando gasolina
Imagen de archivo de una persona repostando gasolina FOTO: Gonzalo Pérez Mata La Razón

Los combustibles se resisten a bajar de precio. El diésel, el combustible más empleado por los conductores españoles vuelve a acercarse al terrero de los dos euros el litro, mientras que la gasolina, tras el ligero aumento de la semana pasada, retoma su senda a la baja. Según los datos difundidos este jueves por el Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE), que recoge el precio medio registrado en más de 11.400 estaciones de servicio españolas entre el 30 de agosto y el 5 de septiembre, el diésel ha vuelto a subir por tercera semana consecutiva. En plena cuesta de septiembre, el diésel se sitúa en 1,921 euros el litro, mientras que la gasolina baja a 1,779 euros, sin aplicar la bonificación de 20 céntimos.

Con estos valores, el coste de la gasolina ha disminuido un 0,9% en los últimos siete días, tras el final de los meses más fuertes de verano, donde habitualmente se registra un marcado aumento de la movilidad en las carreteras, mientras que el gasóleo es un 2,3% más caro que hace una semana.

Teniendo en cuenta el descuento de 20 céntimos, el precio del litro de gasolina es de 1,579 euros, mientras que el del gasóleo se sitúa en 1,721 euros, en ambos casos inferior a los que marcaba a finales de marzo, antes de la entrada en vigor de la ayuda, pero muy lejos de los valores de hace un año. Así, la gasolina marcó durante la última semana su precio más bajo desde mediados de febrero, cuando se pagaba a 1,575 euros el litro, mientras que el gasóleo ha marcado su precio más alto desde finales de julio, cuando se situaba en 1,733 euros.

Con los precios de la última semana y aplicando la bonificación, llenar un depósito de 55 litros de gasolina cuesta 86,84 euros, lo que supone pagar cerca de 8,68 euros más que hace un año, mientras que un depósito de un vehículo de gasóleo conlleva un gasto de 94,65 euros, 25,07 euros más. Con respecto a la misma semana de hace un año, el precio medio del litro de gasolina se ha encarecido un 25,1%, mientras que en el caso del gasóleo es un 51,8% más caro, aunque sin tener en cuenta la bonificación vigente actualmente.

El precio del barril de petróleo Brent (que marca en buena medida el precio del combustible) para entrega en noviembre terminó este miércoles en el mercado de futuros de Londres en 88 dólares. El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, concluyó la jornada en el International Exchange Futures en 87,91 dólares.