Los despidos por no superar el periodo de prueba se disparan un 783%

Las dimisiones o bajas voluntarias suben un 168% en agosto en comparación con el mismo periodo del año anterior

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, interviene durante la sesión de control en el Congreso
La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, interviene durante la sesión de control en el Congreso FOTO: Juan Carlos Hidalgo EFE

Sentirse desmotivado en el puesto de trabajo, encontrar una mejor oferta laboral o la vuelta al trabajo presencial pueden ser motivos suficientes que lleven a una persona a renunciar a su actual empleo. En este sentido, las personas con contratos indefinidos que decidieron dimitir o cogerse una baja voluntaria en agosto ascendieron a las 7.490, lo que supone una caída del 9,4% respecto al mes previo, pero un incremento del 168,5% a nivel interanual, según la segunda edición del ‘Observatorio trimestral del mercado de trabajo’ elaborado este miércoles por Adecco Group Institute.

“Aunque la Gran Renuncia no parece haber tenido un gran impacto en nuestro país -al menos en comparación con países como EEUU o Reino Unido- las “dimisiones/bajas voluntarias” de los indefinidos ya superan las 30.000 en lo que va de año y el naciente fenómeno de la “renuncia silenciosa”, puede encontrar en nuestro país un caldo de cultivo que lastre productividad y “engagement” de las personas trabajadoras”, ha explicado el director del Adecco Group Institute, Javier Blasco.

El número de bajas para los indefinidos por “no superar el periodo de prueba” se situó en 2.388 bajas en el mes de agosto, una cifra muy por encima de las 270 que hubo para el mismo periodo del año anterior, lo que supone un incremento del 783% a nivel interanual.

Por su parte, las bajas por “inactividad de trabajadores fijos discontinuos” descendieron en el mes de agosto hasta las 9.581, es decir, un 27,6% menos respecto a julio, aunque un 514,5% más frente a la cifra registrada el año pasado.

Más contratos indefinidos y reducción de los temporales

La Reforma Laboral ha impactado decisivamente en los contratos, modificando así el plan de actuación de miles de empresas. En este sentido, el número de contratos iniciales desciende hasta situarse en 1.190.884 en el mes de agosto, lo que supone un 22,1% menos frente a julio y una caída de 12,64% respecto al mismo mes del 2021. Además, se confirma el aumento de la contratación indefinida (463,97% interanual) y la reducción de la temporal (-40,23% interanual). Es por ello que los contratos fijos discontinuos (161.290) bajan un 29,67% con respecto al mes anterior y los indefinidos (420.824) caen un 24,75%, y los temporales (770.060) disminuyen un 20,55%.

No obstante, el efecto de esta reforma se ha dejado ver sobre todo en el uso de la contratación de duración determinada. En agosto de 2022, los contratos por circunstancias de la producción representan el 52,3% de los contratos iniciales, con 623.783 (-19,55% intermensual); mientras que los contratos de formación en alternancia caen hasta los 1.901 (-40,7% intermensual), los de prácticas profesionales disminuyen hasta los 3.865 (-54,86% intermensual) y los de sustitución caen hasta los 90.896 (-20,08% intermensual).