España enviará un 18% más de gas a Francia por Irún

La ampliación del caudal permitirá cubrir el 6% de las necesidades de gas natural del país vecino

La Estación de Compresión de Euskadour, cuyo cliente es Enagás y situada en Irún (Guipúzcoa), ampliará desde el 1 de noviembre en 1.500 millones de metros cúbicos al año el suministro de gas natural a Europa, lo que supone un 18% más que el caudal habitual. Los motocompresores eléctricos de la planta trabajarán a plena potencia para llegar a suministrar a Francia el equivalente al 6% de su consumo de gas.

Así lo ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera durante la visita que ha realizado junto con el consejero delegado de Enagás, Arturo Gonzalo. “La estación está ya técnicamente preparada para enviar ese gas cuando los franceses lo soliciten”, explicaba Ribera al término de la visita a la planta de regasificación que une la Bahía de Bizkaia Gas (BBG) de Bilbao y el almacenamiento de Gaviota, en Bermeo con el almacenamiento subterráneo de Lussagnet (Francia).

El mayor caudal se sustenta en la puesta en marcha de un nuevo compresor, la planta contaba con dos eléctricos hasta ahora. La capacidad de la estación pasará de 2.000 millones de metros cúbicos (2 BCM) al año a 3,5 BCM, según los datos facilitados por el Ministerio de Transición Ecológica. La otra conexión existente con Francia, situada en Larrau (Navarra), tiene una capacidad de 5 BCM al año con lo que el posible suministro al país galo por estas vías pasa de 7 BCM a 8,5 BCM al año.

Dentro de la estrategia para recortar la dependencia del gas ruso, el Gobierno ha acelerado la operatividad de la regasificadora de El Musel, en Gijón. Además, Ribera ha anunciado que hoy ha aprobado tres proyectos que maximizarán la conexión con Italia.

Para ello se adaptará el pantalán de la planta regasificadora de Enagás en el puerto barcelonés para aumentar la capacidad de carga que podrán llevar el gas a las costas de Italia.

Además Italia ha habilitado un “gasoducto virtual” para alimentar a sus propias plantas de regasificación con pequeños buques metaneros que irían a cargar a las plantas españolas, “principalmente Barcelona, quizá Cartagena”, ha explicado.