El IVA de los productos de higiene menstrual y anticonceptivos bajará del 10% al 4%

La medida forma parte del paquete de medidas que incluirán los Presupuestos

El paquete de medidas fiscales anunciado hoy por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, prevé, además de varios ajustes en impuestos como el IRPF o Sociedades, la bajada del IVA de los productos de higiene íntima femenina, que pasa del 10% al 4%, como ya se había anunciado. El recorte estaba contemplado en la ley de garantía integral de la libertad sexual, conocida como la ley del “solo sí es sí”, impulsada por el Gobierno y aprobada por las Cortes Generales; y quedará recogida en los próximos Presupuestos Generales del Estado.

Junto a este bajada, se reducirá, según ha comunicado la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, el IVA de los preservativos y los anticonceptivos no medicinales.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, se ha mostrado “muy orgullosa” del acuerdo al que ha llegado su grupo, Unidas Podemos, con sus socios de Gobierno, el PSOE, para aprobar esta rebaja. “También se aplicará a anticonceptivos y a productos de higiene menstrual, estoy muy orgullosa, son productos de primera necesidad”, ha celebrado la ministra de Igualdad, este jueves, en una entrevista en La 1 de RTVE, recogida por Europa Press. “Estamos muy orgullosas de haber convencido al socio”, ha añadido.

Montero ha advertido de que la “pobreza menstrual es un gravísimo problema” y se ha declarado satisfecha al haber conseguido acordar con el PSOE esta rebaja que ya habían intentado incluir sin éxito en la Ley del aborto.

La ministra de Igualdad ha aplaudido el acuerdo en fiscalidad al que ha llegado su grupo con el socio de Gobierno pues, según ha remarcado, llevan “mucho tiempo” diciendo que “es clave una reforma fiscal” para tener un sistema de salud, de dependencia, de conciliación, “fuertes”. “El que más tiene, más paga”, ha subrayado. En este sentido, ha defendido que “esta reforma fiscal es una reforma feminista” porque se conseguirán unos servicios públicos más fuertes que contribuirán a aliviar la “carga” de “cuidados” que las mujeres soportan sobre sus hombros.