Consumo

Lidl tendrá que retirar este dulce producto de sus tiendas

La Justicia ha sentenciado al súper alemán y no podrá venderlos más

Los expertos recomiendan comer chocolate por encima del 72% de cacao
Los expertos recomiendan comer chocolate por encima del 72% de cacao Jeremy TAMISIER Jeremy TAMISIER - Fotolia

No es la primera vez que la cadena de supermercados Lidl es obligada por la Justicia a retirar alguno de sus productos, y aunque en el caso más reciente contra la todopoderosa Thermomix logró al final ganar la batalla, no sin muchas objeciones por parte de la Justicia y después de varios años de litigio, ahora es otro de sus productos más vendidos (sobre todo en épocas de Pascua o Navidad) el que dejara de formar parte de los supermercados alemanes.

Los conejos de chocolate de Lindt ganan una batalla legal a los de Lidl

La cadena alemana de supermercados Lidl tendrá que dejar de vender en Suiza conejos de chocolate envueltos en papel dorado, ya que éstos se parecen demasiado a los de la célebre marca chocolatera local Lindt & Sprüngli, según una sentencia dictada por el Tribunal Federal helvético.

Conejo de chocolate de Favorina, marca comercializada por Lidl
Conejo de chocolate de Favorina, marca comercializada por Lidl Lidl

El fallo en la máxima instancia de la Justicia suiza da la razón a la marca de chocolate zuriquesa después de cuatro años de contencioso, iniciado contra Lidl en el tribunal local del cantón de Argovia (norte del país).

Lindt, una marca con 175 años de historia, demandaba que los conejos de chocolate de Lidl, cualquiera que fuera su color, dejaran de ofrecerse en sus estantes, y además que fueran destruidos, por tener una forma y aspecto demasiado parecido a los suyos, en violación de las leyes de marcas registradas.

Conejo de chocolate de la firma Lindt
Conejo de chocolate de la firma Lindt Google

El tribunal de Argovia inicialmente había rechazado la petición de Lindt, aunque en el recurso ante los jueces federales estos interpretaron que hay un riesgo de confusión entre los conejos de chocolate de esta marca y los de Lidl, lo que perjudica a la chocolatera.

La destrucción de los conejos de Lidl no debería suponer un desperdicio de chocolate, alimento convertido desde hace siglos en símbolo nacional de Suiza, ya que simplemente será fundido y el mismo cacao podrá comercializarse con otras formas y envoltorios.