Casi dos millones de trabajadores tendrán que pagar 2.000 euros adicionales a la Seguridad Social

El Gobierno sube las cotizaciones un 8,6% y las empresas estallan. Escrivá explica que “las bases máximas de cotización tienen que subir más o menos cómo sube la inflación. No es nada novedoso”

“Impresentable e inadmisible”. Así han calificado las patronales el incremento unilateral de un 8,6% de las bases máximas de cotización recogido en el marco de los Presupuestos Generales del Estado para 2023. La subida contemplada en las cuentas públicas supondrá que la base máxima de cotización del Régimen General pase de los 4.139,4 euros al mes a los 4.495,5 euros.

Así, con este incremento, la Seguridad Social recaudará 152.075 millones de euros en las cotizaciones sociales, lo que supone una subida de más de 16.000 millones de euros (+11,5%). En este contexto, la empresa deberá aportar para para casi dos millones de trabajadores que ganen más de 54.000 euros un 31,50% de cotizaciones sociales, lo que supone 1.346,06 euros al año; mientras que el trabajador por su parte tendrá que pagar 299,12 euros anuales, es decir, el 7%. En lo que respecta a la aportación de la hucha de las pensiones (MEI), su coste se incrementará hasta los 269,73 euros anuales para las empresas (0,50%) y en 53,95 euros para el trabajador (0,10%). Por tanto, el incremento de la cotización de la Seguridad Social sumado a la subida del MEI supondrá un ingreso para dicha institución que alcanzará los 1.968,86 euros anuales por trabajador, de los que 1.615 euros le corresponderán a la empresa y 353 al trabajador.

PGE 2023: Cotizaciones a la Seguridad Social
PGE 2023: Cotizaciones a la Seguridad Social FOTO: Teresa Gallardo

Pese a que la base de cotización el año que viene se duplicará respecto a la actual, fuentes ministeriales explican que dicha adaptación del sistema requiere de una “adecuación gradual” de estas bases que deberá ser “concurrente con una modificación de la pensión máxima para no alterar la naturaleza contributiva del sistema”. El propio Ejecutivo expone en el texto de los Presupuestos “que la evolución de las bases máximas se acomode a una senda muy gradual y conocida de antemano permite además adaptarse a los agentes económicos adecuadamente”. En este contexto, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, explicó que las bases máximas de cotización aumentarán el año próximo “en el mismo rango” en que se revalorización las pensiones, esto es, en torno a un 8,5%.

Por tanto, aunque el Gobierno había asegurado a los agentes sociales que dicha subida debería ser “progresiva y suave”, esta decisión ha causado estupor entre los empresarios. Las patronales consideran que es “absolutamente inadmisible” que se haya realizado un incremento tal de las bases máximas de cotización, que sumado al incremento de cotizaciones por el mecanismo de equidad intergeneracional supondrá una subida del 9%.

Ante la reacción de las patronales, el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá asegura que le ha “sorprendido enormemente”, ya que cada año las bases máximas de cotización sufren incrementos. Las bases máximas de cotización -como en general todo-, se suben para asegurar la sostenibilidad del sistema y también para que las pensiones futuras en base máxima mantengan la contributividad, tienen que subir más o menos cómo sube la inflación. No es nada novedoso”, explica Escrivá.

Asimismo, en un contexto en el que el Gobierno insiste a los agentes sociales para acordar un pacto de rentas, las patronales no entienden las decisiones unilaterales. “¿Dónde está el diálogo social del que presume el Gobierno? El pasado lunes hubo una reunión con el Ministerio de Seguridad Social donde se trató este tema. De forma incomprensible e impresentable, el Gobierno ocultó lo que 48 horas más tarde ha tomado determinación”, aseguraron fuentes empresariales. Desde la patronal se asegura que “en ningún momento se nos dijo en los ámbitos del diálogo social que las bases máximas de cotización iban a subir un 8% el año que viene. Esto supone un incremento por trabajador de más de 1.600 euros al año. En el caso de los trabajadores el incremento es superior a 350 euros”.

“En la situación en la que están las empresas y la economía española, hablar de un incremento de costes laborales del 9% desde luego es la peor noticia y una decisión que toma el Gobierno de forma unilateral que es un daño terrible al diálogo social, que lo devalúa y que indudablemente va a tener consecuencias muy graves en las empresas que crean empleo”, ha asegurado Lorenzo Amor, presidente de ATA.

Por su parte, fuentes ministeriales explicaron a LA RAZÓN que la subida de la base máxima no es un tema que “se suela hablar con los agentes sociales”, ya que en ningún año previo se ha puesto este asunto a debatir. En este contexto, el diálogo social sobre la adecuación de las bases máximas es una visión a medio y largo plazo -establecido en el Componente 30 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia-, quedando al margen de la medida que se ha adoptado este año.

Por su parte, CEOE en un duro comunicado explicó que aumentar las cotizaciones sociales y depositar una carga “aún mayor” sobre las empresas es un “grave error”, ya que “tendrá efectos nocivos sobre el empleo en un contexto de deterioro económico e incertidumbre generalizada”. “Este nuevo golpe al tejido productivo en un momento en el que las arcas del Estado presentan una recaudación récord, genera de nuevo desconfianza en las empresas e inseguridad jurídica y supone un innecesario obstáculo a la competitividad y al crecimiento económico”, concluyen desde la patronal.

Asimismo, Cepyme ha mostrado su “rechazo absoluto” ante esta subida unilateral sin la consulta del diálogo social y en un contexto de “máxima incertidumbre y fuerte desaceleración económica”. “Estas alzas afectan especialmente a las pymes, cuyos costes laborales han registrado crecimientos en los últimos años de más del 6% anual, perdiendo competitividad con nuestros países vecinos”, han explicado en un comunicado.

152.075 millones en cotizaciones sociales

Así, la Seguridad Social ingresará el año próximo 152.075 millones de euros procederán de las cotizaciones sociales, de los cuales 143.261 millones de euros procederán de las cotizaciones de empresas y trabajadores ocupados, un 12,6% más que en el ejercicio anterior; mientras que 8.427 millones de euros se ingresarán por cuotas de desempleados, cifra un 3,7% inferior a la del año anterior, y 386 millones tendrán su origen en las cotizaciones por cese de actividad, un 5,6% más.

PGE 2023: Cotizaciones a la Seguridad Social
PGE 2023: Cotizaciones a la Seguridad Social FOTO: Teresa Gallardo

Fuentes de la Seguridad Social explicaron a este diario que dicha subida no es un tema que «se suela hablar con los agentes sociales». Por tanto, la «adecuación de las bases máximas es una visión a medio y largo plazo, que queda en manos de la decisión que tome el Gobierno».