Comunidad Valenciana

Volkswagen baraja no construir la fábrica de baterías para coches eléctricos de Sagunto

Al fabricante no le convencen los pocos fondos públicos que cree que recibirá la instalación

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el del Grupo Volkswagen, Herbert Diess, y el de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, en el acto de presentación de la nueva gigafactoría de baterías de Sagunto en mayo
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el del Grupo Volkswagen, Herbert Diess, y el de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, en el acto de presentación de la nueva gigafactoría de baterías de Sagunto en mayo FOTO: BIEL ALIÑO EFE

El sector del automóvil español y la economía valenciana pueden recibir un jarro de agua muy fría. El Grupo Volkswagen baraja retirar el proyecto de construcción de la gigafactoría de baterías de Sagunto (Valencia), que implica una inversión de 3.000 millones de euros, ante las dudas sobre el volumen de inversión que puedan recibir del Perte del vehículo eléctrico. El miembro del consejo de supervisión del Grupo Volkswagen y presidente del comité de empresa de Seat, Matías Carnero, ha confirmado a Efe que la posibilidad de que el consorcio alemán se eche atrás del proyecto “está sobre la mesa”, tal y como ha avanzado este jueves “La Tribuna de la Automoción”.

“Hay nervios y la incertidumbre es total”, ha apuntado Carnero, quien ha expresado su preocupación por “la falta de concreción” del PERTE VEC, por lo que ve capaz al consorcio alemán de retirar por completo sus planes de ubicar en Sagunto una de sus fábricas de baterías para vehículos eléctricos si la ayuda que recibe del Estado es “ínfima”. El Grupo Volkswagen consideraría inaceptable, según el dirigente sindical, una cifra de en torno a los 300 o 380 millones de euros, que es la que se está barajando y que está muy alejada de los 700 u 800 millones de euros que el consorcio había llegado a solicitar de manera más o menos explícita.

Por su parte, Seat se ha limitado a subrayar que “la industria española del automóvil necesita una urgente y favorable resolución del Perte, alineada con las inversiones que plantean realizar todas las compañías, para acelerar el proceso de transformación del sector en toda su cadena de valor”. “Una vez se publique la resolución final del Perte, Seat y el Grupo Volkswagen, con los 60 socios de Future Fast Forward, analizarán esta resolución y tomarán una decisión sobre los diferentes proyectos”, ha afirmado.

El consorcio y estas 60 empresas, ha subrayado, quieren movilizar 10.000 millones de euros para electrificar la industria del automóvil en España y “convertir el país en un hub de la movilidad eléctrica en Europa”. Esta inversión, ha recordado, sería la mayor de la historia en la industria de España, y está vinculada al PERTE del vehículo eléctrico y conectado.

Los planes iniciales del grupo alemán eran comenzar las obras de la planta, que podría generar 3.000 puestos de trabajo, este mismo año y tener ya producción de baterías en el año 2026. La planta española, de una potencia de 40 gigawatios, podría surtir de estos elementos fundamentales para los coches eléctricos no solo a marcas de este consorcio, sino a otros clientes que las necesitasen.

Preocupación en la Generalitat

Fuentes de la Generalitat valenciana se han mostrado muy preocupadas por esta cuestión, dado que es una de las bases en las que el presidente Ximo Puig ha centrado la política económica de esta legislatura. “Estamos trabajando de forma incesante e incansable para que el proyecto de Sagunto se ejecute como estaba previsto”, señalan.