Seguridad Social

Cuánto se reduce la pensión por cada año que se adelanta la jubilación

La jubilación anticipada voluntaria se penaliza mediante coeficientes reductores que varían en función de los años cotizados y de la antelación con la que decida retirarse

Una persona jubilada camina por Madrid
Una persona jubilada camina por MadridJesús G. FeriaLa Razon

La edad legal de jubilación ordinaria aumenta año tras año, durante un periodo transitorio que comenzó en 2013 y terminará en 2027. En 2022 la edad legal de jubilación ordinaria es de 66 años y 2 mesesen el caso de que se acrediten menos de 37 años y 6 meses de cotizaciones. En cambio, los trabajadores que hayan cotizado 37 años y 6 meses o más, en 2022 pueden jubilarse con 65 años. En 2023 la edad legal de jubilación ordinaria subirá hasta los 66 años y 4 meses en el caso de que se acrediten menos de 37 años y 9 meses de cotizaciones, aunque si se acredita haber cotizado más, la jubilación puede ser a los 65 años. La edad de jubilación ordinaria seguirá incrementándose hasta alcanzar los 67 años en 2027 y para retirarse a los 65 años hará falta haber cotizado aún más tiempo.

Ante este inevitable retraso de la edad de jubilación impuesto para garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones, son muchos los trabajadores que se plantean adelantar su jubilación de forma voluntaria. Esta decisión, no obstante, conlleva una penalización: la reducción de la cuantía de la pensión mediante la aplicación de coeficientes reductores.

Coeficientes reductores para la jubilación anticipada voluntaria en 2022

Con la primera parte de la reforma de las pensiones, los coeficientes reductores pasaron a ser mensuales en enero de 2022, frente al cálculo trimestral vigente hasta 2021, y se aplican directamente sobre la pensión y no en la base reguladora como antes. Estos porcentajes, en el caso de las jubilaciones anticipadas voluntarias, van desde un máximo del 21% a un mínimo del 2,81%. Así afectan los coeficientes reductores a la pensión de los jubilados anticipados voluntarios, en función de los años cotizados y de la antelación con la que decida retirarse.

Coeficientes reductores de la jubilación anticipada voluntaria
Coeficientes reductores de la jubilación anticipada voluntariaLa Razónfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@4fafd5d4

Estas son las jubilaciones anticipadas voluntarias más afectadas por la modificación de los coeficientes reductores incluida en la primera parte de la reforma de las pensiones:

-Trabajadores con menos de 38 años y seis meses cotizados

Sus reducciones aumentan del 16% al 21% y 17,60% si se jubilan entre 24 y 23 meses antes. En el caso de que decidan adelantan su retiro entre tres y un mes, los coeficientes pasan de un 2% actual al 3,52%, 3,38% y 3,26%, respectivamente.

-Trabajadores de entre 38 años y seis meses trabajados y 41 años y seis meses cotizados

Si se jubilan entre 24 y 23 meses antes, sus coeficientes reductores pasan del 15% al 19% y al 16,50%. Si lo hacen seis meses antes, la reducción de su pensión también sube de 3,80% a un 3,82%. Y si se retiran entre tres, dos y un mes antes notarán un aumento que pasa del 1,9% actual al 3,36%, 3,23% y 3,11%, respectivamente.

-Trabajadores de entre 41 años y seis meses cotizados y 44 años y seis meses

Los coeficientes reductores que se aplican a las jubilaciones que se anticipan entre 24 y 23 meses suben de un 14% a un 17% y de un 14% un 15%. También aumenta ligeramente la penalización para los que se jubilan seis meses antes, pasando de un 3,5% a un 3,64%. Y de tres a un mes antes se producen los siguientes cambios: de 1,8% a 3,20%, de 1,8% a 3,08% y de 1,8% a 2,96%.

-Trabajadores con más de 44 años y seis meses cotizados

En este caso, los nuevos coeficientes solo penalizan a los trabajadores que decidan jubilarse con seis meses de anticipo, pasando de un 3,3% a un 3,45%. Y a los que se prejubilan entre tres meses y un mes antes: de 1,6% a 3,04%; de 1,6% a 2,92%; y de 1,6% a 2,81%.

*Para los que se jubilen de forma forzosa, los coeficientes reductores que se aplicarán sobre la pensión, aunque también se aplican en función del periodo de cotización acreditado y del número de meses de adelanto (hasta 48 meses), son diferentes a los aplicables a la jubilación anticipada voluntaria.

También afecta a los que cobran la pensión máxima

La aplicación de estos coeficientes reductores tiene un periodo de gracia de dos años para los beneficiarios de la pensión máxima de jubilación, al ser el nuevo modelo más perjudicial que el anterior. Los coeficientes reductores se aplicarán de manera gradual, en un plazo de 10 años, a contar desde el 1 de enero de 2024, para los trabajadores con una base reguladora superior a la pensión máxima y la aplicación de los coeficientes reductores anteriores se hará sobre el importe de la pensión máxima establecida. Hasta entonces, se seguirá aplicando la normativa anterior, que establece una reducción del 0,5% por cada trimestre o fracción de trimestre de anticipación, lo que deja la penalización máxima en un 4%, mientras que para el resto de jubilados como mínimo es del 13%. En 2024, esta desigualdad llegará a su fin ya que las penalizaciones de estos jubilados también aumentarán.