El precio de los carburantes da un respiro: el diésel baja de 1,90 euros y la gasolina ronda los 1,75 euros

La gasolina se abarata tras dos semanas consecutivas de subidas y el diésel encadena su cuarta semana de descensos. En concreto, el gasóleo cuesta 1,876 euros y la gasolina 1,764

Un mujer reposta carburante en una gasolinera, a 28 de octubre de 2022, en Madrid
Un mujer reposta carburante en una gasolinera, a 28 de octubre de 2022, en Madrid FOTO: Alejandro Martínez Vélez Europa Press

La gasolina se abarata tras dos semanas consecutivas de subidas y el diésel encadena su cuarta semana de descensos y ya se sitúa por debajo de 1,90 euros. En concreto, el precio medio del litro de gasolina ha bajado esta semana un 1,12%, para situarse en los 1,764 euros, según los últimos datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea. En el caso del diésel, el descenso esta semana ha sido del 3,24% con respecto a la anterior, para retroceder hasta los 1,876 euros el litro, sin tener en cuenta el descuento de 20 céntimos que se lleva aplicando desde abril y que el Gobierno plantea solo quiere mantener en 2023 para determinados profesionales y colectivos vulnerables.

No obstante, pese a este nuevo y notable descenso, los precios de los carburantes siguen por encima de los niveles registrados hace un año. Aún así la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño abogó este miércoles por eliminar la bonificación generalizada de 20 céntimos al combustible el 31 de diciembre para dejar paso a medidas más restringidas, dirigidas a profesionales y rentas más bajas. Únicamente, la agudización de la crisis inflacionaria podría hacer al Gobierno replantearse esta decisión.

Se acorta la distancia entre la gasolina y el diésel

Ambos carburantes están por debajo de los máximos históricos que alcanzaron en verano. La gasolina alcanzó en la semana del 20 de junio los 2,141 euros, por lo que el litro es ahora 0,377 euros más barato. Asimismo, la gasolina se mantiene por debajo de los niveles de antes de la entrada en vigor de la ayuda de 20 céntimos por litro que aprobó el Gobierno a finales de marzo -1,818 euros litro-. En cambio, el diésel sigue superando su nivel previo al descuento -1,837 euros-, pero se aleja considerablemente de su máximo histórico. El diésel alcanzó su precio más elevado en la semana del 27 de junio, cuando el litro llegó a costar 2,100 euros, 22 céntimos más caro que ahora. Además, el precio medio del litro de diésel en España se mantiene por decimoquinta semana consecutiva por encima del de la gasolina, aunque acorta su distancia con una brecha de 11 céntimos frente a los 15 céntimos de la semana pasada.

Este importe medio de ambos carburantes incluye los impuestos, pero no refleja el descuento que entró en vigor desde el pasado 1 de abril de al menos 20 céntimos por litro, ya que hay rebajas superiores, dependiendo de la petrolera y de las promociones a los clientes fidelizados. Contando con esa subvención, el precio del litro de gasolina es de 1,564 euros, mientras que el del gasóleo se situaría en los 1,676 euros, en ambos casos claramente inferior a los que marcaba a finales de marzo, antes de la entrada en vigor de la ayuda.

Sin tener en cuenta la subvención, el precio del litro de gasolina es un 16,66% más caro que hace un año, cuando el litro costaba 1,512 euros, mientras que en el caso del gasóleo el precio es un 35,94% superior, ya que en las mismas fechas de 2021 salía a 1,380 euros el litro. Sin embargo, aplicando la bonificación de 20 céntimos, los españoles pagan por la gasolina prácticamente lo mismo que hace un año (ahora 1,564 frente a 1,512 euros), tan solo un 3,43% más. En cambio, en el caso del gasóleo, incluso aplicando el descuento de 20 céntimos, los conductores pagan aún un 21,44% más que hace un año.

Llenar el depósito cuesta entre 14 y 27 euros más que hace un año

Con los precios de esta última semana, llenar un depósito de 55 litros de gasolina cuesta 97,02 euros, frente a los 83,16 que costaba hace un año (13,86 euros más). Mientras, un depósito de un vehículo de gasóleo conlleva un gasto de 103,18 euros, 27,28 euros más que en el mismo periodo de 2021 (75,90 euros). Esto sin el descuento de 20 céntimos por litro aplicado por el Gobierno desde abril. Incluyendo el descuento impositivo, llenar un depósito medio de 55 litros con gasolina cuesta 86,02 euros y si lo que se reposta es gasóleo, 92,18 euros.

El importe medio de la gasolina en España sigue por debajo de la media de la zona euro, donde el precio de venta al público del litro de gasolina se fijó en 1,780 euros por litro. Mientras, el diésel se sitúa en el mismo nivel, ya que el precio medio de la eurozona también fue de 1,876 euros. En cambio, el precio de la gasolina en España fue superior a la media de la Unión Europea (1,729 euros) y lo mismo ocurre con el diésel, que en la última semana registró un coste medio de 1,851 euros en los países de la UE.