Estas son las multas por hacer mal la declaración de la Renta que podrían desaparecer

La Agencia Tributaria está estudiando incorporar el “derecho a la rectificación del error” en el ordenamiento jurídico tributario para perdonar a los contribuyentes cumplidores cuando se equivoquen involuntariamente

Oficina de la Agencia Tributaria en Madrid
Oficina de la Agencia Tributaria en Madrid FOTO: Marta Fernández Jara Europa Press

Los contribuyentes que ganan más de 22.000 euros anuales de rentas del trabajo procedentes de un solo pagador o 14.000 euros anuales con dos pagadores están obligados a hacer la declaración de la Renta. Las prisas, la inexperiencia o un despiste pueden dar lugar a errores en la declaración que son sancionados con multas. Aunque en la mayoría de los casos el contribuyente no actúa de mala fe, estas equivocaciones se penalizan igualmente según la regulación actual. No obstante, la Agencia Tributaria está trabajando en la posibilidad de permitir a los contribuyentes corregir sus propias declaraciones “de forma fácil y rápida” una vez que la Agencia les advierte de algún “pequeño error o incorrección”, una posibilidad que prevé arrancar con el IRPF.

La directora general de la Agencia Tributaria, Soledad Fernández, anunció este lunes que se está “reflexionando” sobre la incorporación del llamado “derecho al error o derecho a la rectificación del error” en el ordenamiento jurídico tributario, es decir, tener en cuenta la “conducta” de los contribuyentes tradicionalmente cumplidores cuando cometen “pequeños errores involuntarios” para eximirlos de sanciones. Esta idea, según recordó Soledad Fernández, se plantea en el ‘Libro Blanco’ para la reforma tributaria y últimamente también se está proponiendo desde algunas asociaciones de profesionales tributarios.

La directora ha avanzado que también se van a ampliar los avisos en el mismo momento de la confección de las declaraciones y se va estudiar la viabilidad jurídica y técnica de un sistema que permita que sean los propios contribuyentes quienes corrijan sus propias declaraciones de una manera “fácil y rápida” cuando desde la Agencia se les comunique que en las declaraciones se haya cometido algún “pequeño error o incorrección”.

Esta nueva propuesta tiene como objetivo “incentivar el cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias”, tal y como se indica en la Propuesta 3/2022 sobre la incorporación del derecho al error al ordenamiento tributario español.

Los errores en las autoliquidaciones de la declaración de la Renta pueden conllevar multas que oscilan entre los 150 euros o 250 euros, dependiendo del tipo de error o de la información que falte. Además, a esas cuantías se pueden sumar los intereses de demora si no se paga la multa en el plazo establecido.

Actualmente, si los contribuyentes se dan cuenta por sí mismos de que han cometido un error una vez presentada la declaración de la Renta pueden corregirlos por voluntad propia. Sin embargo, si es Hacienda quien comunica el error el contribuyente se expone a ser multado, que es lo que se pretende cambiar incorporando al derecho al error.

En cuanto a la rectificación voluntaria antes de que Hacienda mande un requerimiento, existen dos maneras distintas de hacerla. Si el perjudicado es el contribuyente, por realizar mayor ingreso o recibir una menor devolución, debe presentar una rectificación de la autoliquidación presentada Este vía también sirve para informar de un dato que no afecta al resultado de la declaración. En cambio, si el perjudicado es Hacienda porque ha recibido una devolución mayor de la que le corresponde o ha pagado menos de lo que debía, deberá regularizar estas situaciones mediante la presentación a través de Renta WEB de una declaración complementaria a la original.