MENÚ
miércoles 21 noviembre 2018
00:13
Actualizado
  • 1

Ábalos argumenta en favor de generalizar los peajes a todas las autovías

El ministro ha recordado que por el uso de los puertos, aeropuertos y las vías ferroviarias se pagan distintas tasas o cánones

  • El ministro del Fomento, José Luis Ábalos, durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros/Foto: C. Bejarano
    El ministro del Fomento, José Luis Ábalos, durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros/Foto: C. Bejarano

Tiempo de lectura 2 min.

08 de noviembre de 2018. 20:21h

Comentada
Roberto L. Vargas 8/11/2018

Sin decirlo abiertamente, pero diciéndolo en el fondo, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha puesto sobre la mesa la opción de que tal vez sea necesario introducir peajes en las vías de alta capacidad española. Aunque ha corroborado que no se prorrogarán las concesiones de las autopistas de peaje que vencerán durante la actual legislatura, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Ábalos ha abogado por pactar entre todos los partidos el futuro de las autovías y las autopistas, únicas infraestructuras de transporte, ha dicho, que se pretende «que sean gratuitas».

Haciendo suyo parte del argumentario de la patronal de grandes constructoras y concesionarias, Seopan, en favor de los peajes, el ministro ha recordado que por el uso de los puertos, aeropuertos y las vías ferroviarias se pagan distintas tasas o cánones. También ha tirado del argumentario de esta organización al asegurar que ni los turistas ni los camiones que vienen del extranjero contribuyen al mantenimiento de las vías de alta capacidad gratuitas a pesar del evidente desgaste que ocasionan. Un coste que sí pagan los españoles que viajan a Francia o Portugal, donde las autopistas son de pago, le ha faltado añadir al ministro de Fomento.

La realidad de las vías de alta capacidad es que, como ha recordado el ministro, la red ha crecido más allá de los 20.000 kilómetros y el presupuesto para su mantenimiento no ha hecho más que menguar. Según la Asociación Española de Carretera (AEC), el déficit de conservación del total de las carreteras españolas supera los 7.000 millones de euros. A pesar del marcado sesgo en favor de los peajes de las palabras de Ábalos, el ministro ha insistido en que cualquier decisión que se tome al respecto de este asunto debe ser consensuada por todos los partidos.

Para ello, el grupo socialista ha instado a la creación de una subcomisión en el Congreso que lo estudie. La idea de que una hipotética generalización de los peajes recaiga sobre los hombros de todos los partidos no es nueva. El predecesor en el cargo de Ábalos, Íñigo de la Serna, también insistió en pactar el futuro de estas vías en el marco de un gran pacto de Estado sobre las infraestructuras que no llegó a rubricarse nunca.

La extensión de los peajes supondría unos ingresos adicionales para el Estado nada desdeñables. Un reciente informe de AT Kearney para Seopan calcula en entre 60.000 y 110.000 los millones de euros que podría reportar a las arcas públicas en función de las tarifas que se implantasen. La patronal aboga por peajes blandos. Considera que la inversión para la construcción de las vías ya está amortizada, lo que daría pie a tarifas económicas para sufragar sólo la conservación.

Últimas noticias