MENÚ
domingo 22 septiembre 2019
23:55
Actualizado

Ábalos se cuelga la medalla: las huelgas del transporte han tenido poco impacto gracias a su mediación

Asegura que el seguimiento en Renfe ha sido “mínimo” por las negociaciones y que los paros aéreos no han causado problemas de conectividad por la previsión

  • El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, durante su comparecencia en el Congreso
    El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, durante su comparecencia en el Congreso /

    Efe

Tiempo de lectura 2 min.

12 de septiembre de 2019. 12:30h

Comentada
Roberto L. Vargas 12/9/2019

Las huelgas celebradas en el transporte aéreo este verano se han desarrollado con “relativa normalidad”. Y las convocadas por CC OO y la CGT en Renfe tuvieron “escaso seguimiento”. En ambos casos, el motivo de que su incidencia fuera escasa ha sido la intervención del Ministerio de Fomento. Así lo ha asegurado hoy en el Congreso de los Diputados el máximo responsable del departamento, José Luis Ábalos.

Durante una comparecencia en la Comisión de Fomento para informar de estas huelgas, Ábalos ha afirmado que, en el caso de las huelgas convocadas por los trabajadores de Iberia y los vigilantes de seguridad de Trablisa en El Prat y los pilotos de Ryanair, se ha tratado de conflictos en el seno de empresas privadas en las que ni Aena ni Fomento podían intervenir. “Debe ser la negociación entre las compañías y los trabajadores la que resuelva el problema porque Aena no tiene competencias legales para actuar”, ha asegurado Ábalos. Así y todo, el ministro ha relatado que, en aras de contribuir a solucionar el conflicto, tanto el Ministerio como el gestor aeroportuario han participado en reuniones con las empresas y los trabajadores y en otras convocadas por el Departamento de Trabajo catalán, la Delegación del Gobierno y las Fuerzas de Seguridad.

Ante la imposibilidad, en algunos casos, de evitar las huelgas, Fomento y Aena han tomado medidas que, en su opinión, han mitigado sus efectos. Por ejemplo, reforzando el personal de información y atención al cliente, prolongando los horarios de los puntos de restauración, coordinándose con las compañías aéreas y, en el caso de Ryanair, siguiendo “muy de cerca” el conflicto.

La intervención de Fomento y Aena ha permitido, según Ábalos, que en los días de huelga la operativa aérea se haya desarrollado con “relativa normalidad”, sin incidentes destacados ni significativos aumentos de las reclamaciones. El ministro ha afirmado que, hasta el 20 de agosto, sólo se habían presentado 38 reclamaciones relacionadas con la huelga de los vigilantes de seguridad y tres con los paros del personal de Iberia.

En el caso de Renfe, empresa pública dependiente del Ministerio de Fomento, Ábalos ha afirmado que, aunque CC OO y CGT han convocado varios días de huelgas en julio y agosto, su seguimiento ha sido “mínimo”. Y ha sido así gracias a que, en su opinión, las negociaciones del convenio colectivo en el seno de la operadora avanzan y los trabajadores así lo han reconocido no apoyando las huelgas. El resultado, según sus datos, es que, en el caso de los paros convocados por Comisiones, su seguimiento fue de apenas de un 6%, 260 de los 4.100 trabajadores convocados. Y en el de CGT, del 2%, 100 efectivos al día de media.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs