MENÚ
lunes 24 junio 2019
14:31
Actualizado

Aprobado raspado de España en el uso de altas tecnologías

Bruselas recomienda la contratación de expertos y formar a los trabajadores en estas competencias

  • España está bien posicionado en cuanto a infraestructuras para internet
    España está bien posicionado en cuanto a infraestructuras para internet /

    123rf

Tiempo de lectura 4 min.

11 de junio de 2019. 21:11h

Comentada
Mirentxu Arroqui 12/6/2019

Bruselas publicó ayer un informe que desvela las paradojas de la implantación de las nuevas tecnologías en nuestro país. España destaca por sus buenos resultados en el desarrollo de la banda ancha ultrarrápida y en los servicios públicos a través de internet, pero arroja unos resultados pobres en cuanto a las competencias digitales básicas por parte de la población y destaca la preocupante falta de profesionales altamente cualificados en este ámbito.

En términos generales, España se sitúa en el undécimo lugar de la Unión Europea en rendimiento digital dentro del conocido Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI). Nuestro país cuenta, según este ranking, con 56,1 puntos, 3,4 puntos por encima de la media europea, situada en 52,5. Los países pioneros son Finlandia, Suecia, Países Bajos, Dinamarca y Reino Unido, mientras que en el furgón de cola quedan estados como Grecia, Rumanía y Bulgaria.

Nuestro país ostenta la novena posición en cuanto a la cobertura de la banda ancha ultrarrápida. Actualmente, el 88% de los hogares tienen acceso a esta tecnología, aunque el estudio reseña diferencias entre las áreas urbanas y las rurales. Además, España escala hasta el sexto puesto en la preparación del espectro para la tecnología de alta velocidad, conocida como 5G. Nuestro país ha asignado el 30% de las bandas pioneras y se espera que las subastas restantes se puedan culminar antes de 2020 con el objetivo de que todo el espectro pueda estar disponible para esta tecnología de última generación.

El indicador más exitoso corresponde a la digitalización de la administración pública, ya que España ocupa el cuarto lugar. El 76% de los españoles utiliza internet para interactuar con las autoridades públicas y, en cuanto a los servicios relacionados con la salud, nuestro país figura en el cuarto puesto. En este apartado, el peor capítulo corresponde a los trámites entre administración y empresas, que dejan a nuestro país en el séptimo lugar.

Pero con las luces también vienen las sombras. En el capítulo de los recursos humanos, España figura el puesto 17, por debajo de la media europea. El estudio destaca que sólo el 55% de las personas entre los 16 y los 17 años poseen competencias básicas digitales (la media europea se sitúa dos puntos por encima, en el 57%) y la proporción de expertos en altas tecnologías también se encuentra por debajo de la media europea (2,9%, en comparación a un 3,7%). Los titulados en estas especialidades tan sólo suponen un 3,9% del total y sólo un 1% son mujeres.

El texto publicado por el Ejecutivo comunitario aconseja aumentar el número de profesionales que se dedican a las altas tecnologías, luchar contra la brecha entre hombres y mujeres en este sector y formar a los trabajadores en estas competencias.

A pesar de esta falta de cualificación, el uso de internet se asemeja, en términos generales, al del resto de los europeos. El 83% de los españoles se declara usuario de la red de redes y tan sólo el 11% asegura no haberlo utilizado nunca. En cuanto al uso internet por parte de las empresas, nuestro país ha bajado un escalón respecto al índice del año pasado y se sitúa en el puesto 10. El 18% de las pequeñas y medianas empresas vende a través de internet (ligeramente por encima de la media europea) y en el 7% estas ventas son transfronterizas. El 28% de las empresas usan redes sociales, el 16% servicios de la nube y el 11% tienen acceso a los big data.

Últimas noticias