MENÚ
sábado 23 junio 2018
10:04
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Así es la tributación de los pisos turísticos

Hacienda publica una guía en la que explica los impuestos de la actividad. Recuerda que deben pagar impuestos aunque estén cerrados

  • La AEAT recuerda que los arrendadores tienen que tributar sus ganancias en la declaración del IRPF como rendimientos del capital inmobiliario / Efe
    La AEAT recuerda que los arrendadores tienen que tributar sus ganancias en la declaración del IRPF como rendimientos del capital inmobiliario / Efe
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

14 de junio de 2018. 11:38h

Comentada
R. L. V..  Madrid. 14/6/2018

La Agencia Tributaria (AEAT) ha publicado en su página web una guía en la que explica la tributación a la que están sujetos los alquileres turísticos. La AEAT recuerda que los arrendadores tienen que tributar sus ganancias en la declaración del IRPF como rendimientos del capital inmobiliario, sin posibilidad de aplicarse la reducción del 60% prevista para los alquileres que satisfacen una necesidad permanente de vivienda. Además, tienen que tributar los períodos en los que el inmueble no haya estado alquilado bajo el concepto de renta inmobiliaria, como lo haría cualquier otro inmueble que no sea la vivienda habitual ni genere rentas, como una segunda residencia, según informa Efe.

En el caso de que se presten servicios propios de la industria hotelera -como la limpieza periódica del interior de la vivienda, la recepción, la lavandería o la custodia de maletas-, el alquiler no tributará como rendimiento del capital inmobiliario sino como rendimiento de actividades económicas. La Agencia también explica que los arrendamientos turísticos de viviendas tienen que pagar el impuesto sobre el valor añadido (IVA) cuando se presten servicios propios de la industria hotelera. Los arrendamientos no sujetos a IVA, lo están al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), bajo el concepto de Transmisiones Patrimoniales Onerosas -el mismo que se aplica al alquiler durante largos períodos de tiempo- que tendría que abonar el inquilino o usuario en función de la cuota que haya establecido cada comunidad autónoma. En caso de que la comunidad autónoma correspondiente no haya aprobado una tarifa, se aplica una escala que, por ejemplo, fija una cuota de 3,37 euros para alquileres de entre 480,82 y 961,62 euros.

Respecto al impuesto de actividades económicas, el alquiler turístico estaría en principio sujeto a su aplicación, aunque existe una exención total siempre que la cifra de negocios de esa persona o sociedad no supere el millón de euros. Por último, la Agencia Tributaria recuerda que los intermediarios en el alquiler turístico de viviendas -como las plataformas Airbnb o Homeaway- están obligadas a remitir información trimestral sobre la titularidad del inmueble, los días de disfrute o el importe abonado.

El pasado mes de febrero, el Defensor del Pueblo pidió al Ministerio de Hacienda la elaboración de este documento para aclarar la normativa fiscal de esta actividad debido a que la complejidad de su régimen tributario “puede constituir una barrera para los ciudadanos que no tengan un asesoramiento adecuado o conocimientos especializados”. El Defensor considera que es fundamental que haya “transparencia y seguridad jurídica en este ámbito y que el marco normativo sea coherente para evitar que las diferentes administraciones regulen un mismo supuesto de manera contradictoria”.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs