MENÚ
martes 16 octubre 2018
11:42
Actualizado
  • 1

El aeropuerto de Barajas recibe más de la mitad de la carga aérea total que entra en España

Durante 2017 918.305 toneladas de mercancías entraron por vía aérea en España (un 15% más que en 2016), de los cuales, 470.795 toneladas lo hicieron por el aeropuerto de Madrid

  • Barajas recibe más de la mitad de la carga aérea total que entra en España
    Barajas recibe más de la mitad de la carga aérea total que entra en España
Madrid.

Tiempo de lectura 5 min.

14 de mayo de 2018. 16:03h

Comentada
Javier Vizarro.  Madrid. 14/5/2018

Cada vez son más los que recurren a internet a la hora de realizar una compra en lugar de ir físicamente a la propia tienda. El simple hecho de acceder a una web de venta on-line, adquirir un producto y recibirlo al día siguiente se ha instalado de forma cotidiana en nuestras vidas. Un par de «clicks» que nos facilitan la vida sobremanera. Pero, ¿somos conscientes de la tremenda red logística que hay detrás de estas compras? Muchos de estos objetos se encuentran muy lejos de nuestros domicilios en el momento en el que los compramos, incluso fuera de nuestro país, por lo que tienen que recorrer miles de kilómetros en muy pocas horas. Empresas de paquetería express como FedEx, DHL y UPS aprovecharon la oportunidad que el mercado les brindó para crear sus imperios de mensajería. Por ello, el transporte comercial aéreo ha experimentado en las últimas décadas un auge que nos ha permitido explotar esta instantaneidad a la hora de recibir nuestras compras.

Durante el pasado año, un total de 918.305.644 kilogramos de mercancías entraron por vía aérea en España, lo que supuso un aumento de un 15% respecto a 2016. El aeropuerto que más tráfico de carga genera es, con diferencia, el de Adolfo Suárez Madrid-Barajas, con un total de 470.795 toneladas de productos, más de la mitad del total. Que Madrid sea la principal arteria que atraviesa la mayoría del cargamento que entra en nuestro país –también lo es en cuanto a pasajeros se refiere– no es por mera casualidad. El destacado aeródromo de la capital es, en la actualidad, sede de la compañía Iberia y sus matrices, que abarcan gran parte del mercado transportista. Más de 200 entidades han instalado su negocio de carga en Barajas, que cuenta con un espacio de más de 40 hectáreas para este tipo de transporte. Su localización, la cual le permite disponer de las principales autovías que conectan el resto de España, es una de las claves que aúpan a Madrid como el destino que más tonelaje aéreo soporta. Sin embargo, se mantiene muy lejos de otras ciudades europeas que en sus bases aéreas reciben mayor volumen de carga. En gran medida, esto se debe a que aerolíneas como Air France, British Airways o KLM, al contrario que Iberia, disponen de aviones de mayor capacidad que aterrizan en las ciudades más importantes de Europa para después trasladar por vía terrestre los productos a España. Recientemente, Fomento confirmó la inversión público-privada de 2.997 millones de euros que irán destinados a la ampliación del aeropuerto en más de 2,7 millones de metros cuadrados, la cual creará nuevas áreas de servicio a pasajeros, hoteles y oficinas para potenciar aún más la actividad carguera.

Rivalidad

El segundo aeropuerto que mayor carga recibe es el de Barcelona-El Prat, con 156.105 toneladas. A diferencia de Barajas, en Barcelona el transporte no está monopolizado por ninguna compañía, es decir, la diversificación de entidades que operan en Barcelona es mayor que en ningún otro aeropuerto de España. Por el contrario, no puede competir con la oferta de rutas internacionales que ofrece Madrid, algo básico para que el transporte aéreo sea competitivo frente al marítimo o terrestre. Consciente de ello, en los últimos años El Prat ha hecho un esfuerzo para reducir la brecha con la inauguración de nuevos destinos, como Oriente Medio, que le permitirá realizar un mayor número de operaciones.

Ahora su mayor preocupación se encuentra en Zaragoza, ya que la capital aragonesa quiere arrebatarle la segunda plaza, una hazaña que está muy cerca de conseguir. Por el momento, Zaragoza ha superado a Barcelona en números de vuelos de carga totales durante el primer trimestre de 2018 y el año pasado aumentó el tonelaje total recibido en un 30%. El éxito del aeropuerto de Zaragoza, un aeródromo que apenas tiene afluencia de pasajeros (35.000 durante todo 2017) radica en la fuerte actividad que empresas como Mercadona o Inditex llevan a cabo en la base situada en Garrapinillos. El grupo textil fundado por Amancio Ortega lleva a cabo cerca del 90% de los vuelos cargueros de Zaragoza y, tal y como explicó su presidente, Pablo Isla, «el avión es el único medio para suministrar nuestras prendas en el menor tiempo posible». Además, la provincia zaragozana se encuentra emplazada prácticamente a la misma distancia de Madrid y Barcelona, por lo que su localización es una cuestión que tienen muy en cuenta las compañías.

El resto de aeródromos españoles se encuentran a años luz de las cifras que manejan Barajas, El Prat y Zaragoza, que reúnen hasta un 83% de la carga total que entra en el país. Aun así, el aeropuerto de Vitoria –al igual que el de Garrapinillos– se ha especializado en la actividad mercante. Empresas de mensajería instantánea como DHL o FedEx operan a diario con vuelos regulares que aterrizan desde importantes ciudades europeas, lo que le ha permitido a la capital vasca recibir durante el ejercicio del año pasado un total de 60.484 toneladas, muy lejos de los tres primeros pero también de sus perseguidores.

En quinto lugar se encuentra el aeropuerto de Gran Canaria. Las singulares características del archipiélago hacen especialmente necesario el transporte marítimo, pero también el aéreo. Con algo más de 18.000 toneladas, la isla recibe una gran variedad de carga por el aire, la mayoría de ella proveniente del resto de España. El resto de aeropuertos con mayor mercancía son Valencia y Tenerife Norte con más de 13.000 toneladas, Sevilla y Palma de Mallorca con 10.000 toneladas y Alicante-Elche y Málaga-Costa del Sol con 5.000 y 2.000 toneladas respectivamente.

Teruel, caso curioso

El aeropuerto de Teruel es uno de los más curiosos de toda Europa. Por su única pista ni despegan ni aterrizan aviones, pero existir, existe. Los organizadores de la base aérea, al ver que el aeropuerto no recibía ninguna afluencia de pasajeros ni de mercancía, decidieron revolucionar su modelo de negocio y convertir a Teruel en el mayor parking de aviones del Viejo Continente. Su enorme plataforma de estacionamiento de 120 hectáreas, la mayor de Europa, permite albergar a más de 80 aviones.

Las principales tareas que se llevan a cabo son el aparcamiento, reciclaje y mantenimiento de aeronaves, realizadas por la empresa Tarmac, filial de Airbus. Tal es el éxito que ha cosechado que el gobierno de Aragón invertirá 16 millones de euros en la construcción de un nuevo hangar doble que duplicará la superficie actual de almacenaje y de oficinas, y que podrá albergar a dos Airbus A-380, el avión de pasajeros más grande del mundo. Por increíble que parezca, el aeropuerto de Teruel es uno de los más rentables de toda España.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs