MENÚ
miércoles 19 junio 2019
23:16
Actualizado

CaixaBank abandona su histórico asiento en Repsol al vender el último 9,36%

La entidad, que aún mantiene su 5% en Telefónica como activo, rompe 22 años de alianza

  • CaixaBank llegó a disponer de un 15% de la petrolera y aún conserva un 5,1% en Telefónica
    CaixaBank llegó a disponer de un 15% de la petrolera y aún conserva un 5,1% en Telefónica

Tiempo de lectura 4 min.

21 de septiembre de 2018. 02:46h

Comentada
H. Montero 20/9/2018

ETIQUETAS

En línea con el compromiso de CaixaBank con sus accionistas, el segundo grupo bancario en España ha decidido desprenderse de su histórica participación en la petrolera Repsol, donde llegó a detentar un 15% de su capital. En concreto, la entidad anunció ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el acuerdo de su Consejo de Administración para proceder a la venta de su participación accionarial del 9,36% en Repsol, lo que le supondría ingresar cerca de 2.500 millones de euros a precio de mercado.

Por un lado, el proceso de venta se articulará, según refirió la entidad bancaria, mediante la liquidación anticipada de los dos contratos de permuta de renta variable existentes (equity swap) representativos del 4,61%. Los dos contratos en cuestión se refieren a 30.547.921 acciones (1,91%) y 43.074.196 acciones (2,70%) a 15,39 € y 15,55 €, respectivamente, que serán liquidados anticipadamente con una fecha valor igual o anterior al final de septiembre 2018.

Por otro lado, se empezará inmediatamente un programa de ventas para la posición restante en Repsol del 4,75% (75.789.715 acciones), con el objetivo de finalizarlo antes del cierre del primer trimestre de 2019, indicó CaixaBank en un comunicado. Las ventas se limitarán diariamente a un máximo del 15% del volumen negociado en el día. El número de acciones vendidas dependerá de las condiciones del mercado y de una cotización que asegure que los ingresos obtenidos representen un valor razonable para los accionistas de CaixaBank, entre otras condiciones. La finalización del programa de ventas será comunicada mediante hecho relevante.

La entidad estima que estas decisiones resultarán en una pérdida extraordinaria bruta/neta de c. 450 millones de euros en la cuenta de resultados del tercer trimestre de 2018. Además, en cuanto concluya el programa de ventas, el impacto en la ratio de «CET1 fully-loaded» será prácticamente neutral.

CaixaBank recordó que esta operación se enmarca en los objetivos del Plan Estratégico 2015-2018, entre los que se incluía reducir el peso de la cartera de participadas, que al cierre de 2014 alcanzaba el 16%. Al finalizar el segundo trimestre de 2018, el capital asignado a las participadas se sitúa en torno al 5%, el correspondiente a Telefónica, tras completar distintas operaciones en este periodo, especialmente las ventas de las participaciones en The Bank of East Asia y Grupo Financiero Inbursa, y la toma de control en BPI. De hecho, de los 1.298 millones de euros de resultado atribuido obtenido por el grupo bancario durante el primer semestre del año, 624 millones de euros correspondieron a dividendos, un 60,7% más que en el mismo periodo del año precedente, cuando la entidad se embolsó por los márgenes de intereses de estos dividendos 389 millones de euros.

CaixaBank ganó 173 millones a lo largo del pasado año por los ingresos de las participadas, sobre un total de 1.684 millones de beneficios totales, lo que supuso una ganancia récord, según las cuentas de la entidad.

Últimas noticias