Actualidad

Cataluña lidera las quiebras en España

La comunidad registra el mayor número de concursos de acreedores, con un 24% del total. En dicho territorio se produjo el mayor crecimiento en valor absoluto del país, con una progresión del 28% y 251 procesos más registrados

La comunidad registra el mayor número de concursos de acreedores, con un 24% del total. En dicho territorio se produjo el mayor crecimiento en valor absoluto del país, con una progresión del 28% y 251 procesos más registrados.

Los concursos de empresas subieron un 3,72% el año pasado, con 4.715 procesos abiertos, frente a los 4.546 registrados en 2017. De ellos, uno de cada cuatro se llevaron a cabo en Cataluña, siendo ésta la comunidad con más concursos de acreedores durante el pasado año, con 1.144, un 24% del total, según un estudio realizado por Informa D&B, compañía filial de Cesce.

El volumen de los concursos de empresas llevados a cabo en nuestro país durante el año pasado supusieron una subida del 4% en comparación con 2017, mientras que en Cataluña se produjo el mayor crecimiento en valor absoluto del país, con una progresión del 28% y 251procesos más.

La directora de Estudios de Informa D&B, Nathalie Gianese, afirmó que 2018 es el segundo ejercicio en el que se produce un avance en el número de procesos concursales en España, ya que, desde la cifra récord alcanzada en 2013, con 9.310, su número «había disminuido progresivamente hasta el año pasado».

Por detrás de Cataluña, las comunidades autónomas con mayor volumen de concursos de acreedores en 2018 fueron Madrid, con 822 procesos, un 3% más, y Valencia, con 676 procesos, un 11% más.

Cataluña también fue la región con el mayor número de concursos de acreedores de compañías el mes pasado, con 76, lo que supone un aumento del 33%, por delante de Madrid, con 71, un 18% más, y de Valencia, con 49 y una bajada del 26%.

Diciembre fue el tercer mes del año pasado con el menor número de concursos de acreedores, con un total de 354 procesos, lo que representa una progresión del 7% en comparación con el mismo mes del año previo.

En total, las empresas en concurso de acreedores durante 2018 contaban con una plantilla de 29.181 personas, mientras que sus ingresos se situaron en 6.000 millones de euros, un 15% menos que lo registrado en 2017

Según los datos recopilados por Informa D&B, el número de disoluciones de compañías en España durante el año pasado se situó en 25.873 procesos, lo que se traduce en una disminución del 4% si se compara con las cifras del año precedente. Esto se explica por el inusual número de disoluciones de pleno derecho registradas en 2017.

Las disoluciones voluntarias representan la mayor parte de las disoluciones que se han producido hasta la fecha, con 19.789 registros de esta índole, el 76,49% del porcentaje total.

En conjunto, las empresas afectadas por procesos de disolución a lo largo del año pasado daban trabajo a 95.320 personas en España, mientras que su cifra de negocio era de 20.500 millones de euros, un 18% más. En el mes de diciembre, las disoluciones subieron un 16%, hasta 2.777, siendo Madrid la región con mayor número de disoluciones de empresas en 2018, con 7.159.

En 2018, los sectores que contribuyeron más a la disminución de las disoluciones fueron Industria (-324), Construcción y actividades inmobiliarias (-297) e Intermediación financiera (-166), mientras que los sectores que concentraron más disoluciones fueron Construcción y actividades inmobiliarias (24,57 %), Comercio (21,09 %) y Servicios empresariales (14,97 %).

El estudio realizado por D&B contrasta con el informe de PwC, una de las mayores auditorías del mundo, que afirma que el número de concursos de empresas en España durante 2018 descendió un 3,2%, hasta las 3.818 insolvencias, mientras que la actividad concursal descendió en tres de los cuatro trimestres del año, según se desprende del Barómetro Concursal elaborado por dicha entidad a partir de los datos publicados por el Boletín Oficial del Estado. A pesar de ello, ambos mantienen a Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana como las autonomías con más concursos de acreedores.