Transportes

El PP denuncia el "vampirismo recaudatorio" del Gobierno y convoca a Puente y Bustinduy por el recorte de indemnizaciones en los billetes de Renfe

Ha recortado los importes de la indemnización y ampliado los topes horarios de los retrasos

Renfe se adelanta a las rebajas de enero con una campaña de "Superprecios" para viajar en AVE, Avlo o Alvia
Renfe se adelanta a las rebajas de enero con una campaña de "Superprecios" para viajar en AVE, Avlo o AlviaEuropa Press

"Vampirismo recaudatorio". Así califica el Partido Popular el recorte de los importes indemnizatorios y el cambio de las reglas de puntualidad de Renfe, que desde el 1 de julio devuelve el importe del billete de sus trenes de alta velocidad en retrasos superiores a los 90 minutos, frente a los 30 minutos de hasta ahora, lo que estima que es "estamos ante una vuelta de tuerca más del Gobierno de Sánchez hacia los consumidores españoles", que solo busca recaudar más "a costa de los españoles".

Por ello, el PP ha pedido la comparecencia en el Senado para que den explicaciones el ministro de Transportes, Óscar Puente, y el de Consumo, Pablo Bustinduy, porque consideran que se ha producido un "recorte de derechos" de los usuarios de Renfe, con la eliminación de las indemnizaciones del 50% por demora de 15 minutos y del 100% por los retrasos superiores a media hora.

Según justificó la compañía ferroviaria pública a través de su Consejo de Administración se ha realizado una "actualización" del compromiso de puntualidad de sus trenes Ave, Avlo, Alvia, Euromed e Intercity, para equipararse al resto de operadores de alta velocidad (Ouigo e Iryo) en cuanto a indemnizaciones por demoras, según la compañía. Con el nuevo sistema, aprobado a mediados de junio y en vigor desde el 1 de julio, las compensaciones pasan a ser del 50% para retrasos de más de 60 minutos y del 100% para aquellos superiores a 90 minutos.

En resumen, la compañía ha eliminado las indemnizaciones por retrasos de 15 y 30 minutos en los AVE y sólo compensará a sus usuarios por demoras de más de 60 minutos, con un 50%, y únicamente devolverá el 100% del billete para retrasos superiores a 90 minutos. Sin embargo, Renfe sí permite indemnizaciones mayores si los usuarios aceptan recibir la compensación a través de sus puntos del programa de fidelización, que pasan a llamarse Renfecitos, para usar en otros viajes. En concreto, doblará las devoluciones recibidas a través de este sistema. Asimismo, también ofrece una tercera posibilidad para las indemnizaciones que permite que sean un 50% superiores si los pasajeros aceptan percibirlas a través de un vale para futuros viajes.

La compensación por retrasos, que lleva aplicándose desde 1992, costó a Renfe 42 millones de euros en 2023, aunque si todos los viajeros que tenían derecho a ella la hubieran pedido el importe habría ascendido a unos 70 millones.