MENÚ
jueves 18 abril 2019
16:29
Actualizado

Discriminación en las ayudas al coche eléctrico

El Gobierno de Pedro Sánchez cambia los criterios para acceder al Plan Moves y lo establece según el número de habitantes. Madrid, la que más coches matricula, es la gran perjudicada.

  • El Plan Moves está dirigido exclusivamente a coches eléctricos puros
    El Plan Moves está dirigido exclusivamente a coches eléctricos puros
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

15 de abril de 2019. 11:02h

Comentada
Carlos de Miguel.  Madrid. 14/4/2019

Hasta 5.500 euros podrán recibir como ayuda los compradores de un nuevo automóvil eléctrico que se adhieran al Plan Moves que las comunidades autónomas tendrán que poner en marcha en las próximas semanas. Las cantidades, que se pueden consultar en el cuadro adjunto, dependen del tipo de vehículo que se adquiera y de su autonomía.

Este Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (Moves), que ya estaba previsto en los Presupuestos del Estado del Gobierno de Mariano Rajoy, ha sido heredado y mantenido por Pedro Sánchez, aunque la Administración socialista ha disminuido en cinco millones la dotación prevista –algo contradictorio si se tiene en cuenta su apuesta por coches no contaminantes y en contra del diésel–. En total, los 50 millones inicialmente destinados a este plan se han quedado en sólo 45.

El reparto que ha decidido finalmente el Gobierno es asimismo polémico. Lo lógico debería haber sido dotar con mayores fondos a las comunidades autónomas que durante el pasado año tuvieron mayor número de matriculaciones de este tipo de vehículos. Pero no. El reparto se ha hecho según el número de habitantes de cada región –tomando como referencia el padrón municipal del INE–, es decir, a más ciudadanos censados, más dinero. Una decisión que perjudica seriamente a autonomías como Madrid, que en 2018 matriculó aproximadamente el 40% de los eléctricos vendidos en España, pero a la que solamente se le asignarán el 15% de los fondos previstos.

Estas ayudas están limitadas a los vehículos eléctricos puros. Ni los híbridos convencionales, ni los eléctricos enchufables u otros sistemas ecológicos, como GNC o GLP, están incluidos. Los compradores deberán solicitar estas subvenciones a través de los concesionarios de la marca del vehículo que hayan elegido comprar, y éstos deberán añadir por su parte otros 1.000 euros para completar la ayuda, que puede ser solicitada, además de por personas físicas individuales, por profesionales autónomos, comunidades de propietarios, empresas privadas y entidades públicas de todo tipo.

Para beneficiarse de este plan, los clientes particulares deberán entregar en el concesionario un coche usado de más de 10 años de antigüedad que haya sido de su propiedad en los últimos doce meses y tenga la ITV en vigor. Además, deberán cumplir algunos requisitos más, como que el precio del coche nuevo no deberá superar los 40.000 euros, cifra que se sitúa en 10.000 para las motos. En casos de movilidad reducida o familias numerosas, el precio del coche nuevo puede elevarse hasta 45.000 euros.

Las bases del Plan Moves establecen un máximo de dos meses para que las comunidades lleven a cabo las convocatorias de ayudas. A diferencia del Plan Pive, el Moves está dotado de un escaso presupuesto (45 millones). Madrid y Cataluña, las comunidades que lideran la matriculación de eléctricos (70% entre las dos), apenas recibirán el 30% de las subvenciones.

Últimas noticias