Economía

Dudas y respuestas sobre la nueva ley hipotecaria

¿Qué beneficios tiene? ¿Por qué se ha retrasado tanto? La nueva normativa busca proteger más al cliente, pero una serie de cuestiones rondan la cabeza de los futuros hipotecados

¿Qué beneficios tiene? ¿Por qué se ha retrasado tanto? La nueva normativa busca proteger más al cliente, pero una serie de cuestiones rondan la cabeza de los futuros hipotecados.

Publicidad

El pasado lunes entró en vigor la nueva ley hipotecaria que protege más al cliente ante los posibles abusos de los bancos en este tipo de préstamos. Llegó, sí, pero con tres años de retraso y tras varias polémicas que han provocado que España sea el último país de Europa en aplicar la directiva comunitaria. Los cambios que produce la nueva normativa, que no tendrá carácter retroactivo de forma general, generan una serie de dudas que han tratado de resolver desde el comparador de productos financieros iAhorro.

¿Cuáles son los beneficios de esta ley?

La normativa busca que los clientes conozcan todos los detalles de su préstamo y sepan qué están firmando. El objetivo es reducir las demandas en este sector por temas como las cláusulas suelo o el IRPH. Además, el reparto de gastos entre cliente y entidad financiera es más equitativo. Antes, el hipotecado pagaba todo y ahora sólo pagará la tasación y las copias de notario.

Por otro lado, se suavizan las condiciones para los desahucios. El banco no podrá ejecutar la hipoteca hasta que el cliente no acumule 12 meses de impagos o el 3% del préstamo en la primera mitad del contrato, mientras que antes de la nueva ley el margen era de sólo 3 meses. En la segunda mitad del préstamo, el plazo para el desahucio es de 15 meses o el 7% de la hipoteca.

Publicidad

¿Por qué se ha retrasado tanto la nueva normativa?

El motivo principal es que la inestabilidad política en España ha ido retrasando la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria, según explica el director de Hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli. El 2017, el Gobierno de Rajoy aprobó un primer proyecto de ley que luego fue modificado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Finalmente, no llegó al congreso hasta el 21 de febrero de 2019.

Publicidad

¿Cómo va a afectar a la oferta hipotecaria?

La “guerra hipotecaria” ha comenzado. Las entidades tratarán dev captar al cliente que busca financiación para la compra de un inmueble. La oferta se va a diversificar y algunos bancos recurrirán a tácticas como bajar sus tipos, mientras que otros los subirán. Lo importante es que el cliente compare y encuentre lo que mejor se adapte a sus necesidades, pero sin estar condicionado a contratar un préstamo por servicios adicionales.

En ese sentido, la nueva normativa prohíbe las vinculaciones que obligaban al cliente a contratar un seguro u otro producto para que le concedieran la hipoteca. No obstante, hay una pequeña laguna: las entidades pueden hacer rebajas en sus tipos de interés si sus clientes contratan, por ejemplo, el seguro de hogar.

¿Los bancos pueden “robar” una hipoteca a otra entidad?

Sí. La normativa facilita la subrogación de la hipoteca, que significa cambiar el préstamo de un banco a otro. Con su entrada en vigor, desaparece la comisión de subrogación, que oscilaba entre el 0,25% y el 1% en función del año en el que se compró la vivienda. Es posible que los bancos se “roben” las hipotecas entre sí, pero para que la pugna no sea muy agresiva, la ley impone unos costes para el banco que quiere hacerse con el préstamo de otra entidad.