Linde sale en defensa de MAFO y avala la salida a bolsa de Bankia

La institución monetaria responde a la imputación de su cúpula por el «caso Bankia» y defiende su labor. «Se ajustó en todo momento a la normativa, a la defensa de la estabilidad financiera y al interés general».

El gobernador del Banco de España, Luis M. Linde
El gobernador del Banco de España, Luis M. Linde

La institución monetaria responde a la imputación de su cúpula por el «caso Bankia» y defiende su labor. «Se ajustó en todo momento a la normativa, a la defensa de la estabilidad financiera y al interés general».

El Banco de España defendió ayer su actuación durante la salida a bolsa de Bankia en 2011, un día después de que el caso diese un giro tras la imputación de su ex gobernador, Miguel Ángel Fernández Ordóñez (MAFO), y de tres altos cargos de la institución monetaria. Tras una reunión de su comisión ejecutiva, el banco central aceptó las renuncias de Mariano Herrera García-Cantauri (director general de supervisión del Banco de España), Pedro Comín (director general adjunto de supervisión) y Pedro González (director del departamento de inversión). Además, agradeció los servicios prestados por los miembros de su cúpula, que se apartan para que sus citaciones como investigados no afecten al desarrollo de las funciones de supervisión del Banco de España.

aclarar las dudas

La institución que gobierna Luis Linde asegura en una nota de prensa que «la comisión ejecutiva ha acordado, por unanimidad, manifestar su plena confianza en todos los responsables del Banco de España a los que afecta el citado acuerdo de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional». Señala además que «confía plenamente en que las actuaciones a llevar a cabo por la Audiencia permitirán aclarar cuantas dudas existan sobre la actuación del Banco de España en el proceso de constitución y recapitalización de BFA-Bankia, considerando que se ajustó, en todo momento, al cumplimiento de la normativa, a la defensa de la estabilidad financiera y al interés general».

De esta forma, el Banco de España se alinea con la labor de sus responsables en relación con el debut bursátil de Bankia, considerado «fraudulento» por los peritos judiciales que participaron en la investigación de la Audiencia Nacional. Sigue así los pasos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), cuyo responsable en el momento de la salida a bolsa de Bankia, Julio Segura, también ha sido imputado por este caso. En una línea muy similar a la empleada ayer por el Banco de España en sus explicaciones, el regulador bursátil se mostró convencido de que su actuación en la salida a bolsa de Bankia fue «correcta» y se llevó a cabo «con la debida profesionalidad y diligencia». Tanto la CNMV como el Banco de España fueron claves en la operación, pues autorizaron la colocación de las acciones. Aprobación que se dio, según la Audiencia Nacional, «pese a las reiteradas advertencias del equipo de inspección del Banco de España» sobre la inviabilidad financiera de Bankia. Incluso señalaba que la operación «no debía ser aprobada, pues suponía un grave perjuicio para accionistas, preferentistas y contribuyentes». En concreto, un agujero cifrado en unos 15.000 millones de euros.

Andrés Herzog, abogado de la Confederación Sindical de Crédito (la acusación popular) criticó ayer al Banco de España por mostrar plena confianza en sus tres altos cargos imputados por la Audiencia Nacional y acusó a la institución de actuar «como si todo fuera normal o correcto» pese a la decisión ordenada por la Sala de Lo Penal. Herzog celebró que se admitiera a trámite parcialmente el recurso presentado por la acusación popular tras los correos electrónicos aportados a la causa por el Banco de España en los que se alertaba de la salida a bolsa de la entidad financiera. «Es un paso imprescindible para que se puedan depurar responsabilidades y para poder celebrar un juicio con las debidas garantías», señaló Herzog. Para el ex líder de UPyD, el auto de la Audiencia es «muy sólido, fundado y coherente» con la fase de instrucción del caso que comenzó en 2012 tras una querella interpuesta por su antiguo partido contra el consejo de Bankia y su matriz por estafa. «Existen unos indicios de criminalidad reforzados y eso me lleva a pensar que es muy difícil que esa imputación pueda verse revocada y pueda imponerse el sobreseimiento», dijo Herzog, que confía en que el magistrado Andreu acabará dictando apertura de juicio oral de la causa.

En plena tormenta mediática y judicial, el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, comparecerá hoy ante la Comisión del Pacto de Toledo del Congreso para aportar su punto de vista sobre el futuro de las pensiones y las medidas necesarias para garantizar la sostenibilidad del sistema. Por otra parte, Adicae indicó ayer que exigirá «de inmediato» a la Audiencia Nacional que active la pieza separada de las preferentes de Bankia. La asociación celebró que «los máximos responsables de la quiebra de las cajas de ahorros vayan a ser investigados y juzgados de una vez». «Hay que restaurar la confianza en los organismos supervisores, por más que le pese a los actuales gestores del Banco de España y la CNMV, empeñados en defender a sus antecesores y la gestión que realizaron».