MENÚ
viernes 14 diciembre 2018
10:43
Actualizado

El cambio de sede de Banco Sabadell «no tiene fecha de caducidad»

Oliu dice que la decisión fue «muy meditada» tras celebrar el primer consejo en Alicante.

  • Josep Oliu y Ximo Puig, momentos antes de ofrecer las declaraciones
    Josep Oliu y Ximo Puig, momentos antes de ofrecer las declaraciones

Tiempo de lectura 4 min.

27 de octubre de 2017. 01:25h

Comentada
27/10/2017

ETIQUETAS

Tras 136 años de historia y motivado por la inestabilidad en Cataluña, el Banco Sabadell trasladó su sede a Alicante el pasado 5 de octubre. El banco no se moverá de sitio. Esto es lo que dejó ver ayer su presidente, Josep Oliu, en una comparecencia sin preguntas en el descanso del primer consejo de administración que el Sabadell celebró en la sede de Alicante. Es «una fecha histórica para el Banco Sabadell», afirmó el presidente de la entidad financiera. Sobre si el traslado del banco catalán es definitivo, Josep Oliu recalcó a los periodistas que «no hay nada fijo en la vida, pero evidentemente es una decisión muy meditada que no tiene fecha de caducidad en absoluto».

La posibilidad de que el gobierno catalán declare unilateralmente la independencia fue la razón última para realizar el traslado a la Comunidad Valenciana con el fin de mantener intacta su vinculación con el Banco Central Europeo, y poder así, tener acceso a la ventanilla de liquidez del mismo y proteger en las mismas formas que actualmente tiene a clientes, accionistas y empleados

Por qué Alicante

El presidente del banco señaló que cuando se apostó por la salida del domicilio social de Cataluña no tuvieron «muchas dudas» sobre el destino idóneo. Los miembros del consejo de administración de Banco Sabadell trabajaron sobre tres posibilidades: Madrid, Asturias y Alicante. «Contemplamos otras ciudades, pero Alicante fue la escogida por varias razones», alegó Oliu.

Uno de los motivos de elegir Alicante fue porque la Comunidad Valenciana es la segunda autonomía en plantilla del Sabadell. La entidad bancaria cuenta en la región con 2.500 trabajadores, de los cuales, 1.400 se desempeñan en Alicante dentro de los denominados «servicios corporativos», como la unidad de gestión inmobiliaria del grupo (Solvia) y la de proceso de datos.

Ésta no fue la única causa. Otro motivo de elegir Alicante frente a otras ciudades españolas fue porque el Banco Sabadell tiene en esta provincia valenciana una más alta cuota de mercado, tanto en empresas como en particulares, incluso por encima de las cuatro provincias catalanas, con un porcentaje que se sitúa en torno al 20%, según servicios.

«Tanto por presencia de servicios corporativos como por penetración de cuota de mercado, decidimos no ir a Valencia sino a Alicante», manifestó Oliu dirigiendo su mirada al presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, que acompañó al presidente del Sabadell en esta comparecencia del banco.

Puig no ocultó su satisfacción por la decisión del presidente Oliu y del resto del consejo de administración por apostar por Alicante, «a pesar de que las causas no nos alegran», en referencia al clima político catalán.

Para el socialista, el traslado del domicilio social a Alicante es «un aval» al territorio valenciano, donde ha destacado que «hay estabilidad, honradez y diálogo», elementos que cree que permitirán ser un «escenario confortable para el Banco Sabadell». También deseó que el traslado ayude a «intensificar la relación con las empresas y los ciudadanos de Alicante», lo cual «será extraordinariamente positivo para todos».

Últimas noticias