MENÚ
sábado 16 febrero 2019
15:49
Actualizado

El crédito bancario, reservado a compañías muy solventes

Bravo Capital prevé lanzar este año nuevos productos para apoyar la financiación alternativa de las compañías y facilitar sus negocios

  • El crédito bancario, reservado a compañías muy solventes

Tiempo de lectura 4 min.

29 de marzo de 2015. 14:59h

Comentada
29/3/2015

Tras varios años en los que la banca había cerrado las puertas de la financiación a particulares y empresas, el mercado del crédito levanta cabeza. El Banco Central Europeo (BCE) ha puesto en marcha una serie de medidas para inyectar liquidez al sistema y que la financiación vuelva a fluir. Sin embargo, pese a los esfuerzos, la institución presidida por Mario Draghi no ha logrado del todo su objetivo.

José Luis Villafranca, director comercial de Bravo Capital, considera que está llegando algo más de dinero procedente de la banca, pero sólo a empresas que tienen una buena calificación crediticia. «Las entidades financieras aún tienen unas altas tasas de morosidad en sus balances, a lo que se une la creciente implementación de Basilea 3, con los consiguientes requerimientos de capital, cada vez más exigentes. Por estos motivos, la concesión de crédito es todavía limitada», asegura José Luis Villafranca.

Por lo tanto, y ante este panorama, en opinión del director comercial de Bravo Capital, la financiación bancaria será nuevamente incapaz de cubrir la demanda crediticia procedente de empresas y familias.

Para responder precisamente a esta necesidad de liquidez de las compañías han surgido sociedades y agentes como Bravo Capital, que ofrecen recursos para que las empresas puedan encarar sus procesos de crecimientos con todas las garantías sin estar expuestas a los vaivenes de las políticas de crédito llevadas a cabo por la banca, muy condicionada, además, por las decisiones monetarias de los bancos centrales y las tensiones geopolíticas que pueden surgir en momentos puntuales.

Y es que si echamos la vista siete años atrás, se puede comprobar que muchas de estas compañías se han encontrado con la «ventanilla» de los bancos cerrada. «Nuestras empresas cuando han necesitado financiación ajena sólo han podido acudir a la banca. Afortunadamente, hoy existen otras fuentes de financiación complementarias a las del sistema bancario a las que pueden acceder no sólo las cotizadas, sino cualquier compañía, independientemente de su tamaño. Bravo Capital recomienda siempre a sus clientes que diversifiquen sus fuentes de obtención de recursos, y que no se la jueguen manteniendo una sola tipología de proveedor financiero», añade José Luis Villafranca.

Y es que el objetivo fundamental de esta sociedad es apoyar el tejido empresarial de nuestro país, y ayudarle a hacer buenos negocios. Bravo Capital cerró 2014 con más de 300 millones en operaciones financiadas, con una morosidad nula, ya que la tasa de impagos se situó en el 0%. El objetivo para este año es mucho más ambicioso, ya que prevén duplicar el volumen de negocio con respecto al ejercicio precedente.

Previsiones ambiciosas

Bravo Capital ayuda a las empresas a través de sus programas de financiación corporativa bilateral, «factoring», descuento comercial, cesiones de crédito, financiación de contratos, tanto al sector público como privado, o financiación de proveedores, entre otros instrumentos. Como parte de su estrategia de crecimiento y para responder a las necesidades de negocio, tanto a las compañías con las que trabajas como a los nuevos clientes, la sociedad prevé el lanzamiento de nuevo productos en 2015. «Este año vamos a comercializar préstamos a seis y doce meses amortizables para financiación de campañas, para stock, para obtención de descuentos por pronto pago y, en general, para cualquier destino que permita a nuestros clientes hacer más eficientes sus negocios», explica el responsable comercial de la sociedad.

Bravo Capital es una compañía mercantil especializada en ofrecer fondos a empresas e instituciones como alternativa complementaria a otras fuentes de financiación. Fundada en noviembre de 2013 por los fondos estadounidenses Avenue Capital y JZ Capital, inició su actividad en nuestro país en enero de 2014. Desde el mes de junio, opera bajo el nombre comercial de Bravo Capital.

Últimas noticias