MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
10:04
Actualizado
  • 1

El déficit del Estado baja un 22 % entre enero y abril

En el primer trimestre el déficit consolidado de las Administraciones Públicas, excluyendo las Corporaciones Locales, se sitúa en el 0,38% del PIB, frente al 0,50% registrado en el mismo periodo de 2017

  • El ministro de Economía, Román Escolano
    El ministro de Economía, Román Escolano
Madrid.

Tiempo de lectura 5 min.

29 de mayo de 2018. 17:04h

Comentada
A.L. de Santos.  Madrid. 29/5/2018

En el primer trimestre el déficit consolidado las Administraciones Públicas, excluyendo las Corporaciones Locales, se sitúa en el 0,38% del PIB, frente al 0,50% registrado en el mismo periodo de 2017.

Déficit del Estado (abril)​

En los cuatro primeros meses del año el Estado ha registrado un déficit de 5.928 millones, un 22,2% inferior al registrado en el mismo periodo de 2017. En términos de PIB equivale al 0,49%, lo que representa una caída de 0,17 puntos porcentuales respecto a abril de 2017. Esta reducción del déficit público se explica por un incremento de los recursos del 9,4%, superior a incremento de los gastos del 5,6%.

El superávit primario del Estado, que excluye los intereses devengados, fue de 2.271 millones de euros, superior al superávit de 967 millones registrado en 2017. Los intereses devengados hasta abril de 2018 se reducen un 4,6% frente a los del año anterior, ascendiendo a 8.199 millones.

Recursos no financieros del Estado

Los recursos no financieros han ascendido a 60.615 millones, lo que supone un incremento del 9,4% respecto a 2017.

Los recursos impositivos, que representan el 89% el total, ascienden a 53.912 millones, lo que supone un aumento del 9,3%. Destacan el incremento del 11% del IVA, hasta los 26.719 millones, del 12% del impuesto sobre Sociedades, hasta los 7.473 y del 9,7% del IRPF, hasta los 10.991 millones.

Las rentas de la propiedad crecen un 35,6% impulsadas tanto por el mayor dividendo percibido del Banco de España, que asciende a 756 millones frente a 516 en 2017 como por las mayores rentas procedentes del domino radioeléctrico, que han sido superiores en 310 millones a las percibidas en el mismo periodo de 2017.

En cuanto al resto de ingresos, las ventas de bienes y servicios aumentan un 11,8% y las transferencias recibidas de otras administraciones públicas un 10,7%.

Empleos no financieros del Estado

Hasta abril los empleos no financieros han ascendido a 66.543 millones, cifra superior en un 5,6% a la de 2017.

Esta evolución se explica fundamentalmente por la mayor la aportación a la UE, que aumenta en un 25,7%, y el incremento de las transferencias a otras administraciones públicas en un 3,2%, a causa de las mayores transferencias a las Comunidades Autónomas que aumentan en un 9,2% como consecuencia, principalmente, de los mayores anticipos a cuenta de la liquidación definitiva de 2016, 1.046 millones, frente a los 244 millones de anticipo que se realizaron en 2017 a cuenta de la liquidación de 2015.

En sentido contrario se han comportado las transferencias a los Fondos de la Seguridad Social, que se han reducido un 12,3%, las transferencias a los Organismos de la Administración Central que descienden un 2,2%, y las transferencias a las Corporaciones Locales que disminuyen un 0,2%.

En cuanto al resto de gastos, destaca el incremento de los gastos de formación bruta de capital hasta los 3.255 millones frente a 1.426 millones registrado en el mismo periodo del año anterior. Las prestaciones sociales han aumentado un 3,4% hasta los 4.737 millones, de los cuales 4.083 corresponden a pensiones de clases pasivas que crecen un 4,1%. También aumentan ligeramente la remuneración de asalariados en un 0,3% y los consumos intermedios en un 1,6%.

Entre los gastos que descienden destacan los intereses, que se reducen un 4,6% y la ayuda a la inversión y otras transferencias de capital que descienden un 44,2% hasta los 183 millones. La evolución de esta partida se debe a que en 2017 se efectuó una aportación al ADIF Alta Velocidad de 187 millones, sin correspondencia en 2018.

Déficit conjunto de la Administración Central, Comunidades Autónomas y Seguridad Social (marzo)

Hasta finales de marzo de 2018, la necesidad de financiación conjunta de la Administración Central, los Fondos de la Seguridad Social y la Administración Regional, excluida la ayuda financiera, es de 4.653 millones equivalente al 0,38% del PIB, un 20,8% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Si se incluye en ambos periodos el saldo negativo de la ayuda a las instituciones financieras (176 millones en 2017 y 62 millones en 2018), el déficit sería de 4.715 millones de euros, equivalente al 0,39% del PIB, con una reducción interanual 0,12 puntos porcentuales de PIB.

El ministro de Economía, Román Escolano
Administración Central

La Administración Central ha disminuido su déficit hasta el 0,42% del PIB excluida la ayuda financiera, cifrada en 62 millones en el primer trimestre (0,01% del PIB).

- El déficit del Estado en marzo equivale al 0,35% del PIB, 4.219 millones, un 19% menos que en 2017.

- Los Organismos de la Administración Central registran un déficit de 910 millones, excluida la ayuda financiera.

Comunidades Autónomas

La Administración regional disminuye su déficit un 34%, desde el 0,20% del PIB registrado en marzo de 2017 hasta el 0,12 % registrado este año. Esta evolución se explica por un incremento de los recursos del 5,3%, superior al aumento de los empleos del 3,0%.

El ministro de Economía, Román Escolano
Fondos de la Seguridad Social

Los Fondos de la Seguridad Social han obtenido un superávit del 0,16% del PIB, un 30,1% superior al registrado en abril de 2017. Los recursos se han incrementado un 3,8%, destacando el fuerte incremento de las cotizaciones del 4,6%. Por su parte los gastos no financieros aumentan un 2,7%.

El Sistema de Seguridad Social registra un superávit de 1.380 millones, equivalente al 0,11% del PIB. Esto supone un incremento del 6,8%, explicado por un aumento de las cotizaciones sociales superior en 1,2 puntos porcentuales al de las prestaciones sociales.

El Servicio Público de Empleo Estatal presenta un superávit de 543 millones. Los ingresos han aumentado un 4,9% debido la mejora de las cotizaciones sociales. Los gastos, por su parte, se han reducido un 1,2%, lo que se explica fundamentalmente por la caída del 1,4% del gasto en prestaciones por desempleo.

El FOGASA registra un superávit de 60 millones de euros, frente a los 19 millones del mismo periodo del año anterior.

Últimas noticias