MENÚ
sábado 20 julio 2019
21:57
Actualizado

El frenazo de la economía española no se detiene

La subida del SMI, el agotamiento de las políticas fiscales y la incertidumbre restan dos décimas a la recuperación

  • Presentación del informe de “Situación España” de BBVA.
    Presentación del informe de “Situación España” de BBVA.

Tiempo de lectura 4 min.

08 de abril de 2019. 14:16h

Comentada
Roberto L. VargasH. Montero Madrid. 8/4/2019

La economía española pierde gas. El crecimiento esperado para este año será del 2,2%, según el análisis de BBVA Research, dos décimas menos que su anterior previsión. La evolución de la economía sigue siendo a la baja en 2020, cuando el crecimiento caerá al 1,9%, una décima por debajo de lo pronosticado por la entidad. Los responsables del menor empuje son, por este orden, las políticas económicas y fiscales puestas en marcha, como la subida del Salario Mínimo Interprofesional a los 900 euros, que resta tres décimas a la creación de empleo en los colectivos más vulnerables, y la incertidumbre global que comienza a golpear a Europa.

El informe achaca a la situación doméstica una de las décimas que se pierden en 2019. La otra, al menor crecimiento de la Eurozona. Según BBVA Research, la política fiscal puede volverse contractiva al final de año. Así pues, el efecto a corto plazo de la subida de salarios y de la creación de empleo público se difumina. Respecto a la subida del SMI, tras tres meses en vigor, la evaluación del impacto es negativa para la economía, a la espera de una mejora de la productividad que logre equilibrar esta subida salarial.

BBVA Research apunta que, durante el primer trimestre, el crecimiento se ha mantenido estable por el buen desempeño del consumo privado y del gasto público. El informe destaca que el gasto de las familias se estaría beneficiando de los incrementos en la renta disponible como consecuencia tanto de las políticas públicas expansivas como del comportamiento el mercado laboral, donde existen indicios de aceleración de los salarios. En cuanto a la contratación pública, sigue apoyando el crecimiento del empleo, mientras que la inversión en construcción no residencial se podría estar beneficiando del impulso fiscal.

Menos optimista es el informe en lo que a las exportaciones y la inversión privada se refiere, que podrían verse afectados por factores como la incertidumbre sobre el comercio mundial o la desaceleración del crecimiento de la UE. También considera que el crecimiento de la inversión en vivienda podría no ser tan elevado como se preveía por los cambios regulatorios en el sector.

El efecto negativo del SMI y 630.000 puestos de trabajo

De cumplirse el escenario previsto por el servicio de estudios, los salarios aumentarían por encima de la inflación, la tasa de paro se reduciría al 12% en 2020 y la economía podría crear alrededor de 630.000 puestos de trabajo durante los próximos dos años.

Las previsiones de BBVA Research señalan que los salarios están comenzando a acelerarse por encima de la productividad, lo que podría ser un síntoma de la falta de capital humano cualificado, algo que podría estar afectando a ciertas empresas y regiones. El crecimiento de los salarios junto con el reducido crecimiento de la productividad aparente del factor trabajo, podría ralentizar la creación del empleo y aumentar la desigualdad de rentas.

En este contexto, sigue siendo pronto para evaluar el impacto que está teniendo el aumento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Aunque el comportamiento del empleo en colectivos especialmente vulnerables no ha sido tan favorable como el del resto, todavía existe poca información, mientras que el peor comportamiento relativo de estos colectivos podría ser el resultado de otros eventos o políticas. Con todo, las estimaciones de BBVA Research sugieren que, en 2019, el crecimiento del empleo podría ser entre 0,1 puntos porcentuales (pp) y un 0,4 pp menor que en el escenario en ausencia del aumento del SMI, dependiendo de si las empresas absorben el aumento salarial o lo trasladan a precios.

Últimas noticias