MENÚ
jueves 24 enero 2019
04:31
Actualizado

España crecerá tres décimas menos en 2018 por la crisis en Cataluña

El Gobierno comunica a la UE que lo rebaja al 2,3%, ocho décimas menos que este año. Nuestro país saldrá del procedimiento de déficit excesivo.

  • España crecerá tres décimas menos en 2018 por la crisis en Cataluña

Tiempo de lectura 4 min.

17 de octubre de 2017. 02:06h

Comentada
16/10/2017

El desafío secesionista de Cataluña va a pasar una amplia factura a la economía española. En concreto, el año que viene crecerá sólo un 2,3%, tres décimas menos de lo previsto inicialmente por el Gobierno y ocho décimas menos de lo que lo hará este año. Así lo asegura el Ejecutivo en el plan presupuestario que envió anoche a Bruselas. El documento, susceptible de modificaciones posteriores, puesto que se basa en un escenario de presupuestos prorrogados, al no contar aún el PP con los apoyos necesarios en el Congreso para elaborar unas nuevas cuentas para el próximo ejercicio, destaca que esa «desaceleración refleja la moderación del ciclo económico que recogen las previsiones de los principales organismos nacionales e internacionales, pero también una ligera contención de la demanda interna, resultado del impacto negativo de la incertidumbre asociada a la actual situación política en Cataluña y de la ausencia de un instrumento básico de política económica como los son Presupuestos Generales del Estado».

Pese a todo, el crecimiento previsto «seguirá siendo superior al de la zona euro, sustentado en la prolongación de la creación de empleo, en la mejora de la confianza y en las favorables condiciones de financiación». Aunque el texto enviado a la capital comunitaria prevé un impacto de la ofensiva secesionista en el consumo, subraya que «la demanda nacional se mantendrá en 2018 como el principal motor de crecimiento de la economía española, con una aportación de 1,8 puntos porcentuales, mientras que la aportación de la demanda externa neta al crecimiento se mantiene elevada, con 0,5 puntos porcentuales».

La prórroga presupuestaria y la crisis catalana tendrán también impacto en el logro de los objetivos de déficit, aunque menos de lo que, a priori, podría preverse. Este año, España cerrará previsiblemente con un 3,1%, lo que nos mantendría dentro del procedimiento de déficit excesivo. Sin embargo, nuestro país logrará rebajar el objetivo en 2018 hasta el 2,3% en el conjunto de las administraciones públicas. Son dos décimas más de las comunicadas de forma oficial anteriormente, pero siete por debajo del límite considerado como tolerable por la Comisión Europea. La previsión es que el Estado registre un desfase del 0,8%, frente al 1,7% de este año. Por su parte, la Seguridad Social sufrirá un desajuste del 1,1%, frente al 1,5% de 2017, y las autonomías y ayuntamientos volverán a caer en un desequilibrio del 0,4% frente al equilibrio que registrarían este año.

La resistencia de la economía frente a embestidas como el intento de secesión se apreciará también en el empleo. «El crecimiento seguirá siendo intensivo en creación de empleo, situándosele umbral de creación holgadamente por debajo del 1%, fruto de la flexibilidad en el mercado de trabajo por la reforma laboral». En total, el Ejecutivo prevé la creación de más de 500.000 empleos a tiempo completo este año y unos 425.000 el próximo. Por su parte, la tasa de paro se reducirá en 2017 casi dos puntos y medio respecto a 2016, hasta situarse en el 17,2% de la población activa, y disminuirá casi dos puntos en 2018, hasta el 15,5%.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs