MENÚ
lunes 14 octubre 2019
07:27
Actualizado

El Gobierno entra en campaña y subirá las pensiones solo si gana las elecciones

Insiste en que no habrá decretazo antes del 10-N, pero deja una puerta abierta Isabel Celaá afirma que revalorizarán las pensiones con el IPC y elevarán el sueldo de los funcionarios al 2% si ganan las elecciones. Asegura que no se hará antes de los comicios para evitar el «carácter electoralista»

  • La portavoz del Ejecutivo en funciones, Isabel Celaá. EFE/ JJ Guillén
    La portavoz del Ejecutivo en funciones, Isabel Celaá. EFE/ JJ Guillén

Tiempo de lectura 4 min.

20 de septiembre de 2019. 20:35h

Comentada

ETIQUETAS

«Tenemos tiempo para subir las pensiones y que mantengan el poder adquisitivo en 2020». Con esta afirmación, la portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, quiso zanjar ayer las especulaciones sobre si habrá o no revalorización de las prestaciones de los pensionistas para el próximo año por culpa de la interinidad del actual Gobierno. En la rueda de Prensa posterior al Consejo de Ministros, Celaá aseguró que, si el actual Ejecutivo continúa en el poder tras las elecciones, subirá las pensiones conforme a la inflación y elevará el salario de los funcionarios como marcan los acuerdos firmados, descartando hacerlo antes de los comicios porque cualquier medida tomada antes de esa fecha tendría «un carácter electoral».

Sin concretar qué día ni de qué forma podría llevarse a cabo esta revalorización, Celaá recordó que «todavía hay tiempo» y que trabajarán «dentro de la ley». De este modo, el Ejecutivo que salga de las próximas elecciones tendría de margen hasta el último Consejo de Ministros del año para aprobar un real decreto que autorice elevar pensiones y sueldos públicos para 2020.

Fuentes gubernamentales aclararon posteriormente que, en estos momentos, no se baraja la posibilidad de que el Gobierno vaya a tomar esta medida antes del 10 de noviembre –descartando implícitamente que pueda recurrir a un decreto ley–, ya que hacerlo comprometería mucho a un hipotético nuevo Ejecutivo distinto al de Pedro Sánchez, y porque podrían ser acusados de electoralistas. «Este tipo de medidas sólo deberían adoptarse cuando esté el Gobierno investido y en plenas funciones», aseguraron. Sin embargo, sí admitieron que siempre cabe la posibilidad de cambiar de parecer si la situación social lo requiriera.

La ministra también quiso desmentir categóricamente que el Gobierno haya solicitado a la Abogacía del Estado «ningún informe» para que estudiara las posibles fórmulas legales que permitieran aprobar estas medidas de forma inmediata. Las pensiones subirán el 0,25% a partir el 1 de enero del próximo año si no hay Ejecutivo, tal y como establece el índice de revalorización de las pensiones (IRP). El Gobierno de Pedro Sánchez decidió no aplicar esta subida en 2018 y 2019 y aprobar por decreto ley un incremento del 1,6%. En la misma situación queda la subida salarial pactada para los empleados públicos. En su caso, tendrían derecho a percibir un aumento del 2% fijo, que se elevaría otro 1% en función de la marcha del PIB –si su incremento se sitúa en el 2,5% o superior–. El acuerdo también contempla que, en el caso de cumplirse el objetivo de estabilidad presupuestaria –el déficit público– se añadiría una subida adicional del 0,55%.

En la misma rueda de Prensa, el ministro de Política Territorial y Función Pública en funciones, Luis Planas, se mostró menos claro y más ambiguo en sus afirmaciones que la ministra Celaá. Mientras por un lado aseguraba que en ningún caso se aprobaría antes del 10 de noviembre, porque cualquier medida adoptada en ese periodo podría ser tachada de «electoral», por otro aseguró que «en el día y el momento adecuados se adoptará la decisión correspondiente», con lo cual sembró de nuevo la duda.

Últimas noticias