MENÚ
lunes 19 agosto 2019
21:32
Actualizado

El interés fijo, un extra de seguridad para una hipoteca para segunda vivienda

  • El interés fijo, un extra de seguridad para una hipoteca para segunda vivienda
    /

    Jesús G. Feria

Tiempo de lectura 2 min.

20 de marzo de 2019. 13:57h

Comentada
24/3/2019

ETIQUETAS

Al financiar la compra de una residencia vacacional, una de las preocupaciones que surgen es la posible subida de las cuotas a medio o largo plazo, pues es algo que podría complicar el pago de las mensualidades. Sin embargo, según el comparador bancario HelpMyCash.com, se trata de un problema que tiene fácil solución: contratar una hipoteca para segunda vivienda que tenga un interés fijo. Y es que aunque en este sector sea más habitual decantarse por el tipo variable, muchas entidades no tienen ningún problema en aplicar un interés constante.

Cuotas a salvo del euríbor

La ventaja de firmar un préstamo hipotecario a tipo fijo para comprar una segunda vivienda es clara: al no cambiar nunca el tipo aplicado, las cuotas mantienen siempre el mismo importe, lo que facilita enormemente la planificación de los pagos. Eso añade un plus importante de seguridad a la operación, pues así no se depende de las oscilaciones de índices de referencia tan volátiles como el euríbor.

De hecho, decantarse por esta opción puede ser la mejor decisión para los más intolerantes al riesgo, ya que todo apunta a que el euríbor cotizará al alza durante los próximos años. En estos momentos, este índice se encuentra algo estancado después de que el Banco Central Europeo anunciara que va a retrasar la subida de los tipos oficiales, pero es muy probable que registre valores más altos a medio y a largo plazo (recordemos que por ahora se mantiene por debajo del 0%).

Menos financiación y plazo más corto

Pero ¿cuál es la situación del mercado de las hipotecas fijas para segunda vivienda? Según el comparador HelpMyCash.com, la mayoría de los bancos que conceden préstamos hipotecarios a tipo fijo también se ofrecen a financiar residencias vacacionales, aunque en estos casos aplican unas condiciones un poco distintas. En concreto, suelen cubrir un porcentaje menor del precio del inmueble (entre el 60% y el 70% como mucho) y acortan algo el plazo (máximo de 20 o 25 años).

El motivo por el que los bancos son algo más restrictivos en estos casos es muy sencillo: las hipotecas para segunda vivienda son productos con un mayor riesgo de impago, pues si una familia tiene problemas económicos, es más probable que deje de abonar las cuotas del préstamo de su residencia no habitual. Por ese motivo, aplican unas condiciones un poco más duras, algo que hasta puede traducirse en un interés un poco más alto.

¿Cuáles son las mejores ofertas?

En cuanto a las mejores ofertas, desde HelpMyCash.com comentan que hay que diferenciar entre las que financian hasta el 70% del valor de la vivienda y las que cubren hasta el 60%. De las primeras, el comparador destaca la Hipoteca MyInvestor Tipo Fijo (2,20% a 20 años) y la Hipoteca Open Fija de Openbank (2,35% a 20 años) por su atractivo interés, así como la Hipoteca Tipo Fijo de Hipotecas.com (2,95% a 20 años) por su ausencia de comisiones y de productos vinculados.

Por el otro lado, de los préstamos para segunda vivienda que financian hasta el 60% del inmueble, los más destacables a criterio de este comparador son la Hipoteca Fija de Coinc y la Hipoteca Fija de Bankinter, ambas con un interés del 1,99% a 20 años. No obstante, desde HelpMyCash.com recomiendan consultar siempre las condiciones ofrecidas por varias entidades, pues estas pueden cambiar en función de los resultados del análisis de riesgo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs