MENÚ
martes 22 octubre 2019
00:30
Actualizado

La creación de empresas se hunde en Cataluña, con el dato más bajo desde 2012

El número de sociedades constituidas retrocedió un 7,6% en 2017 mientras que el de quiebras aumentó un 11,3%.

En la Comunidad de Madrid se pusieron en marcha un 5,6% más de negocios y los concursos de acreedores bajaron un 1,3%

  • Imagen de la Zona Franca de Barcelona. (Foto: Google Maps)
    Imagen de la Zona Franca de Barcelona. (Foto: Google Maps)

Tiempo de lectura 4 min.

04 de enero de 2019. 18:24h

Comentada
Roberto L. Vargas Madrid. 4/1/2019

Aunque los impulsores del «procés» se empeñen en negar sistemáticamente que su desafío al Estado esté teniendo impacto alguno en la economía catalana, muchos son los datos y estadísticas que, cuanto menos, ponen en duda tal tesis. El último lo ha ofrecido hoy la agencia de rating Axesor. Según los datos del Registro Mercantil analizados por su gabinete de Estudios Económicos, el pasado ejercicio, en Cataluña el número de empresas creadas se desplomó un 7,6% en tasa interanual y se quedó en 17.383 altas, la cifra más baja que se registra en la región desde 2012. Sólo Asturias, con un retroceso del 11,9%, se comportó peor.

La región gobernada por Quim Torra encabezó también la estadística concursal. El pasado ejercicio 968 compañías radicadas en Cataluña se declararon en quiebra, lo que supone un incremento del 11,3% en términos interanuales. En toda España, el número de empresas que solicitaron el concurso de acreedores ascendió a 4.108, lo que supone que prácticamente uno de cada cuatro concursos del país se registraron en Cataluña.

Del daño que el «procés» está ocasionando al tejido empresarial catalán da buena cuenta no sólo la caída en la creación de empresas sino también la fuga de compañías. El 1 de octubre de 2017, cuando se produjo la pseudo declaración unilateral de independencia, miles de empresas decidieron trasladar su sede social –y algunas también su actividad– a otras comunidades para proteger sus intereses. En concreto, y hasta septiembre del pasado año, el número de compañías «fugadas» ascendió a 4.681, según los datos del Colegio de Registradores.

En contraposición a la situación que se dio en Cataluña, en la otra gran locomotora económica nacional, la Comunidad de Madrid, la creación de empresas aumentó y las quiebras disminuyeron en 2017. La comunidad que gobierna el popular Ángel Garrido fue donde más compañías se crearon, 21.628, un 5,6% más que en el ejercicio anterior. En cuanto a los concursos, aunque volvieron a superar los 700 por segundo año consecutivo –747–, la tendencia fue a la baja, con una disminución del 1,3%.

En términos globales, 2017 fue un mal año para la creación de empresas en España y un buen ejercicio en lo que a los concursos de acreedores se refiere. La actividad emprendedora se quedó por segundo año consecutivo por debajo de las 100.000, con 94.587, con una caída del 0,4% respecto a 2017, lo que sitúa el nivel en el más bajo desde 2015. El comercio, como viene siendo tradicional en España, fue la actividad empresarial en la que más negocios se emprendieron, con 19.091. Una cifra que es, sin embargo, un 7,6% inferior a la del año anterior. En el otro lado de la balanza, el mayor incremento de compañías se produjo en la construcción, con un 8,9%, hasta las 13.737, su mejor registro desde 2015.

El ladrillo es, precisamente, el gran responsable de que los concursos de acreedores se redujesen en 2017 un 2,4%, hasta los 4.108. En el balance anual, se registraron 745 quiebras en la construcción, un 7,9% menos que en 2016, lo que constituye la cifra más baja del sector de los últimos diez años. Los concursos de promotoras inmobiliarias también bajaron. Lo hicieron un 11,5%, hasta 193. Es la primera vez desde 2008 que las inmobiliarias cierran el ejercicio por debajo de los 200 concursos de acreedores. La industria manufacturera también contribuyó al ajuste general al cerrar 2018 con una caída del 1,3% de los concursos en términos interanuales, hasta los 587.

De igual forma que fue el sector más dinámico en cuanto a la creación de empresas, el comercio también se erigió en el que más concursos de acreedores registró, con 991, un 2,2% más que en 2017. Para Axesor, el comercio está encarando numerosos desafíos que lo están penalizando como «la irrupción del comercio online, que está transformando las pautas de compra de los consumidores y que afecta directamente a los locales comerciales tradicionales, o el enfriamiento del optimismo de los consumidores, que impacta en el gasto».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs