MENÚ
sábado 16 febrero 2019
16:51
Actualizado

Hacia una empresa sostenible, transparente y responsable

Generar confianza a través de la Responsabilidad Social Empresarial para posicionarnos como un negocio más humano y rentable.

  • Víctor Horcajo, durante el taller de Madrid Emprende.
    Víctor Horcajo, durante el taller de Madrid Emprende.

Tiempo de lectura 4 min.

12 de junio de 2015. 12:11h

Comentada
12/6/2015

Proyectar los valores de transparencia, integridad y sostenibilidad en nuestro negocio son necesarios para conseguir confianza y singularidad dentro del mercado, características que toda empresa precisa para obtener a lo largo del tiempo un crecimiento económico. Estos valores pueden conseguirse gracias a la Responsabilidad Social Empresarial. Víctor Horcajo de Dejando Huella Consulting nos detalla, en un taller de Madrid Emprende, las pautas a seguir para desarrollar un posicionamiento íntegro.

La Responsabilidad Social Empresarial

La RSE permite que las empresas adopten una postura activa y responsable en el impacto de sus acciones de una forma ética y basada en la legalidad. Es un modo de gestión basado en el desarrollo sostenible y en el equilibrio entre el crecimiento económico, el bienestar social y el aprovechamiento del medio ambiente y sus recursos. Adquirir este compromiso voluntariamente nos dará la sostenibilidad necesaria para generar un entorno más estable y favorable. Para ello, la empresa debe tener un conocimiento amplio de todo lo que le rodea, de la legislación y de todas las tareas relacionadas con la misma. Sólo así conseguiremos uno de los objetivos principales: crear impacto positivo en cada una de las áreas de gestión.

La gestión debe estar orientada tanto a la parte interna como a la parte externa del negocio para llegar a todos los públicos interesados. En el área interna, focalizaremos las acciones en la parte directiva y en las personas de la organización. Es fundamental que prime el cumplimiento de la legislación y de un código de conducta por parte de la directiva para que se defina el actuar de la empresa. De esta forma, obtendremos una empresa más rentable, humana y sostenible. Otra de las grandes responsabilidades es garantizar un buen ambiente de trabajo donde haya oportunidades de avanzar y crecer como profesional a través de los valores de la igualdad y el respeto, y de acciones como la resolución de conflictos y la conciliación de la vida personal.

Las prácticas externas están vinculadas a los proveedores y clientes. Aunque, también abarcan temas como el entorno social, ambiental y las administraciones públicas. Para que la cadena productiva sea eficiente será necesaria la existencia de transparencia, sinceridad, diálogo para crear un feedback y sistemas de diagnóstico y evaluación. La búsqueda de cooperación y acción social, así como la prevención e identificación de planes de riesgo son clave para constituir un buen entorno social y ambiental respectivamente. La empresa, además, no debe olvidar actuar con respeto y confianza con la competencia, incluso, estableciendo alianzas. Y finalmente, servirnos de las administraciones públicas para que nos lideren y ayuden en nuestra estrategia de productividad y gestión.

Una vez adoptados todos estos valores éticos transmitiremos una mayor confianza hacia nuestro entorno interno y externo. Y así, conseguiremos que todos los colaboradores contribuyan al éxito de nuestra empresa, diferenciándonos y estableciéndonos como ejemplo para el resto.

Código Ético

El objetivo principal de la RSE es generar un Código Ético que permita que cada una de las acciones llevadas a cabo en la empresa incorporen los valores de transparencia, integridad y sostenibilidad que nos inspiran. Para ello, ratificaremos públicamente estos principios que evidenciarán el compromiso de su cumplimiento para con la sociedad y fijaremos los criterios éticos con los grupos de interés.

Estas herramientas de conocimiento y desarrollo del emprendedor nos permitirán, de una manera comprometida, llevar a cabo una estrategia de negocio que sirva de referencia en la creación y consolidación de un estilo de gestión empresarial propio. De tal forma que si cumplimos con los valores establecidos, generaremos un compromiso fiel.

Últimas noticias