Advertencia

La energía nuclear que rechaza el Gobierno de Sánchez deberá triplicarse para lograr los objetivos de descarbonización

La consultora Capgemini asegura que es necesario no sólo construir más centrales sino prolongar la vida de las existentes

Desmantelamiento centrales nucleares
Desmantelamiento centrales nuclearesLa Razón

Las tensiones que ha desatado en el mercado energético la invasión rusa de Ucrania han despertado en los dos últimos años el interés de muchos países por la energía nuclear como alternativa para desengancharse de los combustibles fósiles en un entorno en el que las tecnologías renovables avanzan pero no lo suficiente como para reemplazar al gas de los ciclos combinados ni tampoco para aportar la seguridad que necesita el sistema por su difícil almacenamiento. De hecho, la consultora tecnológica francesa Capgemini considera que, sin esta tecnología, será imposible alcanzar los objetivos de descarbonización marcados para 2050.

Según recoge en la vigésimo quinta edición de su Observatorio Mundial de los Mercados de la Energía (WEMO), «alcanzar los objetivos de descarbonización no será posible sin la energía nuclear, por lo que es fundamental centrarse en ampliar su potencial. La capacidad nuclear tendrá que triplicarse de aquí a 2050 para alcanzar las cero emisiones netas de carbono», advierte el informe. Esto significa, según añade, que es preciso alcanzar una capacidad de 870 GW en 2050, frente a los 390 GW actuales. Para lograrlo, considera que será necesario no sólo desarrollar grandes reactores y pequeños reactores modulares (SMR), sino también comprometerse a prolongar de forma segura la vida útil de los reactores actuales.

España rechaza la energía nuclear

 España camina, en este sentido, en sentido inverso a lo que recoge Capgemini en su informe y al replanteamiento que sobre esta tecnología se están haciendo muchos países. El borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (Pniec) contempla un cese de explotación «ordenado y escalonado» del parque nuclear entre 2027 y 2035, que será compensado por la «importante penetración» de las renovables con el apoyo de los ciclos combinados, tecnología que utiliza gas para generar electricidad. De hecho, España se encuentra enfocada en el desmantelamiento antes de 2030 de cuatro reactores (los dos de Almaraz, Ascó I y Cofrentes) de los siete operativos. Una clausura cuyo coste puede alcanzar los 26.500 millones de euros , según la hoja de ruta para gestionar los residuos radiactivos y desmantelar las centrales nucleares, el denominado Séptimo Plan General de Residuos Radiactivos (7º PGRR).

Energía nuclear
Energía nuclearTania Nietofreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@6d1771e5

Pero el plan renovable por el que apuestan PSOE y Sumar tiene lagunas. Y no sólo de almacenamiento. Como explica el informe de Capgemini, si bien las inversiones en transición energética por valor de 1,3 billones de dólares en 2022 supusieron un récord, «es necesario acelerarlas hasta alcanzar los 5 billones de dólares anuales para alinearse con una trayectoria de cero emisiones netas».

Capgemini asegura que en 2022, el aumento de la capacidad de las energías renovables estableció un récord con un aumento anual de 340 GW y 2023 debería ser otro año récord. Sin embargo, «este crecimiento está muy por debajo de lo necesario para lograr cero emisiones netas de carbono en 2050, ya que la capacidad renovable mundial debería crecer en 2.400 GW durante el periodo 2022-2027 (es decir, un crecimiento medio anual de 480 GW)», según advierte.

La consultora también sostiene que el consumo de electricidad tendrá que cuadruplicarse de aquí a 2050 para alcanzar los objetivos de descarbonización, y más del 75% del mismo deberá ser suministrado por energía eólica y solar. A este respecto, asegura que el aumento de la capacidad eléctrica renovable está impulsando el cambio en el suministro de electricidad. Sin embargo, añade el informe, «el crecimiento actual está muy por debajo de lo necesario y debe triplicarse para cumplir los objetivos de 2050».

Vinculada a esta creciente electrificación está la necesidad de ampliar las redes eléctricas. Éstas deben pasar de 75 a 200 millones de kilómetros y ser más inteligentes, con más almacenamiento estacionario, sensores y explotación de grandes cantidades de datos.

Sólo en Europa, la Comisión Europea estima en su recientemente lanzado Plan de Acción para las Redes Eléctricas que, para acelerar su despliegue, es necesario renovar e incrementarlas ante la previsión de que en 2030 se deban conectar 1.000 GW de energía eólica y solar -con un incremento del 60% de la demanda-, una cifra que en 2022 apenas alcanzaba los 200 GW. El texto de la Comisión prevé que, para hacer frente a estos desafíos, se requerirán aproximadamente 584.000 millones de euros de inversión en redes eléctricas hasta 2030.