MENÚ
sábado 20 octubre 2018
10:23
Actualizado
  • 1

España apuesta por elevar al 35% el objetivo en renovables en 2030

Alemania rechaza la propuesta del Ejecutivo de Sánchez por considerarla inalcanzable.

  • Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica, se estrenó ayer en una reunión de ministros del sector en Bruselas
    Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica, se estrenó ayer en una reunión de ministros del sector en Bruselas

Tiempo de lectura 2 min.

12 de junio de 2018. 00:19h

Comentada
Mirentxu Arroqui.  12/6/2018

La llegada de nuevos ejecutivos a España e Italia puede acabar inclinando la balanza hacia una mayor ambición en los objetivos de las energías renovables, pero aún es pronto para saber quién ganará la partida. Teresa Ribera, nueva ministra de Transición Ecológica, se estrenó ayer ante sus homólogos de la UE en Luxemburgo con una enmienda a los supuestos del anterior Ejecutivo de Mariano Rajoy. El nuevo Gobierno de Pedro Sánchez aboga por incrementar el porcentaje de las energías renovables hasta el 35% en el año 2030, una postura con la que coincide con el Parlamento Europeo pero que sigue suscitando la oposición de un bloque de Estados liderado por Alemania y al que también se suman los países del Este.

«El mensaje importante es que cambiamos de posición. España deja de ser un lastre y se alinea con aquellos países que tienen vocación de progreso, de futuro y progresista en este campo», aseguró ayer la nueva ministra alineándose de esta manera con otros países como Francia, Dinamarca , Portugal, Luxemburgo o Suecia, que defienden objetivos más ambiciosos para luchar contra el cambio climático y cumplir los compromisos de París.

Ante las fuertes divisiones entre las capitales europeas, los gobiernos habían pactado como compromiso transitorio incrementar el objetivo hasta un 27% de aquí al 2030 mientras la Comisión Europea, en un intento de conciliar posturas con la Eurocámara, fija esta meta en el 30%. Las negociaciones duran ya 18 meses y mañana habrá otra reunión a tres bandas –Consejo, Comisión y Parlamento Europeo– para desatascar la situación.

España también aboga por el incremento de la eficiencia energética al 35%. Ribera defiende la nueva postura española como «un nuevo aire fresco que entra por la ventana» y prometió que España dejará de «arrastrar los pies» en la política contra el cambio climático. Además, el Ejecutivo de Sánchez considera que estas metas deben incluir cláusulas de revisión al alza ya que estos objetivos pueden quedar obsoletos debido a los avances tecnológicos o la caída de los precios.

Pero este nuevo impulso del Ejecutivo español choca con Berlín. «No podemos tener unos objetivos inalcanzables», aseguró ayer el ministro alemán de Energía, Peter Almaier, quién rcordo que Alemania gasta en energías renovables 25.000 millones al año.

El Comisario de Energía y Acción Climática, Miguel Ángel Arias Cañete, consideró que el acuerdo político está «muy cerca» y saludó como algo positivo que los nuevos ejecutivos español e italiano se hayan posicionado en el bando de los más ambiciosos, A pesar de esto, el Comisario hizo notar que aún existe una «división muy potente, muy clara entre países» con hasta cuatro grupos diferentes que defienden objetivos más ambiciosos en energías renovables y eficiencia energética o sólo uno de los dos ámbitos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs