Vivienda

Esta es la ayuda de hasta 15.000 euros que puedes solicitar para reformar tu vivienda

El 80% de los edificios españoles obtienen un grado de eficiencia energética muy bajo

Además del ahorro energético, apostar por una rehabilitación sostenible del hogar supone una mejora en la calidad de vida
Dos personas reforman una viviendaLa Razónfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@663fb8ff

El parque de viviendas usadas en nuestro país está envejecido, ya que la media de edad en España se sitúa en los 43,5 años, según un informe realizado por la Federación Nacional de Asociaciones Inmobiliarias (FAI). En este sentido, el 80% de los edificios españoles obtienen un grado de eficiencia energética muy bajo, por lo que nos encontramos ante un escenario de escasez de inmuebles energéticamente eficientes. Y es que el ladrillo representa cerca del 30% del consumo final de energía y casi el 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Ante este escenario, muchos son los que se plantean rehabilitar su vivienda, no sólo para reducir las emisiones, sino para conseguir un mayor confort y calidad de vida, así como un ahorro energético significativo. La rehabilitación de una vivienda es "aquella acción constructiva o edificatoria que se realiza para mejorar algunas de las condiciones de la vivienda, como la seguridad estructural y constructiva, la protección contra la humedad, la iluminación natural, la ventilación interior, la eficiencia energética, las instalaciones, los acabados, etc.", tal y como explica el portal inmobiliario idealista.

Aquellos que quieran rehabilitar su vivienda podrán acceder a ayudas fiscales hasta finales de 2024. Pero, ¿cuál es la cuantía que recibirán? Dependiendo de si las actuaciones se hacen solo en una vivienda o en todo el edificio, la cuantía máxima que se recibirá a cambio podría llegar a los 15.000 euros, señalan desde pisos.com.

Las deducciones en IRPF por la rehabilitación de viviendas se mueven entre el 20% y el 60% en función de qué se pretenda rehabilitar y el calado que tengan:

  • Un 20% de deducción con un tope de 5.000 euros si se reduce como mínimo un 7% la demanda en climatización debido a las obras, las cuáles deben finalizarse antes de que termine 2024. Esta alternativa puede ser aprovechada por los propietarios particulares en vivienda habitual o arrendadas a un tercero.
  • Un 40% de deducción en el IRPF con una cantidad máxima de 7.500 euros si se reduce el consumo de energía no renovable al menos en un 30% o bien se consigue que la calificación energética suba hasta la clase A o B. Esta es la segunda opción que tienen a su disposición los dueños de viviendas habituales o que las tengan alquiladas.
  • Un 60% de deducción con un máximo de 15.000 euros si se reduce un mínimo del 30% el consumo energético no renovable o mejora la calificación alcanzando las letras A o B en edificios residenciales. Esta deducción tan solo se podrá aplicar a un edificio residencial entero, por lo que todos los vecinos se deberán poner de acuerdo. Una vez hecha la obra, resulta "imprescindible" contar con el visto bueno de un profesional.

¿Dónde se solicitan estas ayudas?

"Dado que las competencias en materia de vivienda están delegadas en la comunidades autónomas, no existe un organismo que gestione estas ayudas de forma centralizada. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha habitado un web donde es posible conocer dónde está la Oficina de Rehabilitación que te corresponde en función de dónde esté situada la vivienda o edificio susceptible de optar a estas deducciones fiscales", sostienen desde pisos.com.