Estímulos positivos

La Razón
La RazónLa Razón

- ¿Ha crecido la economía sumergida desde el inicio de la crisis?

–Sí, siempre que la situación económica es difícil existe el incentivo de no cumplir con las obligaciones. Desde el punto de vista de los trabajadores, muchos empresarios se han aprovechado del alto nivel de desempleo para abusar de su poder de negociación y no cumplir con la Ley.

- ¿Han sido efectivas las medidas del Gobierno en la lucha contra el fraude?

–Yo creo que sí, aunque todavía le falta una parte. En este sentido, la próxima reforma fiscal debería llevar consigo una batería de medidas encaminadas a la simplificación de temas impositivos y laborales.

- ¿Cuáles son las opciones a la hora de luchar contra la economía sumergida?

–Existen dos formas de combatirla, a través de estímulos positivos y negativos. Los negativos, se traducen en mayores inspecciones, así como más supervisión y sanciones. Por su parte, los positivos tienden hacia una mayor simplificación de las trabas burocráticas y legales. Cuando uno reduce las cargas a trabajadores se genera un estímulo positivo hacia un mayor cumplimiento de la Ley.

*Profesor de Economía de ICADE