Fomento avala los planes de Iberia y Vueling frente a un Brexit sin acuerdo

Las evaluaciones deberán ser ahora aprobadas por la Comisión Europea, que debe darles el visto bueno para que ambas aerolíneas puedan seguir operando en la Unión

Un avión de Iberia en pleno despegue
Un avión de Iberia en pleno despegue

Las evaluaciones deberán ser ahora aprobadas por la Comisión Europea, que debe darles el visto bueno para que ambas aerolíneas puedan seguir operando en la Unión.

Los planes de contingencia de Iberia y Vueling ante un hipotético Brexit duro han pasado el filtro del Gobierno español. Antonio Vázquez, presidente de la matriz de ambas compañías, IAG, ha asegurado hoy que el regulador español, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), dependiente del Ministerio del Interior, les ha comunicado que sus planes "cumplen con la normativa aplicable sobre propiedad y control de la Unión Europea".

Las reglas comunitarias establecen que las licencias de explotación para vuelos dentro de la UE se asignen a compañías cuyo control efectivo recaiga sobre un Estado miembro o sus nacionales y que la propiedad de más del 50% de las acciones sea también europea. Si las aerolíneas consideradas europeas hasta ahora por tener una participación mayoritaria británica siguen sin cambios, perderán este estatus europeo con la salida Reino Unido de la Unión y, por tanto, perderían también su licencia intraeuropea automáticamente, por lo que requieren una reestructuración de su accionariado.

En Bruselas se ha puesto en entredicho la españolidad de Iberia dado que la mayoría del capital de IAG sería extracomunitario tras el Brexit. Sin embargo, Iberia, y así se lo ha comunicado a AESA, siempre ha defendido que se trata de una aerolínea española. Se apoya para defender esta posición en que el 50,01% de su propiedad política está en manos de Garanair, una compañía controlada por El Corte Inglés. Además, desde el grupo se argumenta que IAG es una compañía española con sede en este territorio español. Hoy mismo, Vázquez, durante la junta general de accionistas del grupo, ha insistido en que IAG y todas sus aerolíneas "tienen certificados de operación otorgados desde el inicio de sus operaciones y apoyados por sólidos negocios en España, Irlanda, Francia y Reino Unido".

Vázquez ha añadido también que la estructura de capital que tiene IAG es "similar"al que tienen la mayoría de las compañías que cotizan en el selectivo española, el Ibex 35.

La decisión de AESA está en línea con lo ya anticipado por el Gobierno. En varios ocasiones, representantes del Ministerio de Fomento habían declarado que estaban seguros de que los planes de contingencia de IAG cumplirían con lo exigido por la normativa.

AESA tenía hasta el pasado 12 de junio para comunicar su decisión sobre el plan. Ahora, la evaluación será remitida a Bruselas, que tiene la última palabra para aprobar o rechazar el plan.