MENÚ
lunes 22 octubre 2018
22:00
Actualizado
  • 1

Francisco Pérez Botello: «Las ventas de las marcas del grupo han crecido el 54% en los últimos cuatro años»

Presidente de Volkswagen España

  • Francisco Pérez Botello: «Las ventas de las marcas del grupo han crecido el 54% en los últimos cuatro años»

Tiempo de lectura 5 min.

03 de febrero de 2018. 22:51h

Comentada
3/2/2018

El año no ha podido comenzar mejor para las ventas de una de las cuatro firmas que maneja Volkswagen en España. Ha conseguido ser líder en ventas entre las marcas y colocar a su eterno modelo Golf en el número uno de las ventas. Una situación que confirma la continuidad de las buenas cifras cosechadas por el grupo en el pasado ejercicio, que ha sido el mejor desde 2007. Con unas matriculaciones de más de 186.000 vehículos entre las cuatro marcas de VAG (Volkswagen. Audi, Skoda y VW Comerciales), este grupo ha incrementado las ventas en un 54% en los últimos cuatro años. Los mismos que lleva Francisco Pérez Botello en el cargo. Se siente muy satisfecho además de la parte financiera: «Nuestra rentabilidad operativa creció significativamente el año pasado, lo que ha propiciado una mayor relevancia del mercado español para el grupo VW. No hemos sacrificado rentabilidad por volumen de ventas, ni lo vamos a hacer», añadió.

–¿Y eso se ha notado de alguna manera en la rentabilidad de los concesionarios?

–Nuestra red comercial, en su conjunto, tuvo en 2017 una rentabilidad superior al 2% sobre cifra de facturación. La previsión para este año es poder alcanzar el 2,5%. Quiero destacar que nuestra red de concesionarios incrementó un 4% sus empleados, hasta llegar a alrededor de 8.100 trabajadores.

–Volkswagen volvió a colocarse entre las marcas más vendidas en España.

–Entre las cuatro marcas alcanzamos 186.000 matriculaciones, lo que supone un crecimiento del 3,3% respecto al año anterior. Volkswagen consiguió estar en el podio, con 89.602 matriculaciones. Audi, con casi 55.000 unidades, creció un 6,4% y volvió a ser lider entre las marcas «premium» por vigésimo cuarto año consecutivo. Skoda creció un 2,4%, hasta llega a los 24.860 coches y los vehículos comerciales, con 16.642 matriculaciones, crecieron el 9,5%. Es para nosotros muy relevante el incremento de ventas de eléctricos puros e híbridos enchufables, ya que en este apartado crecimos el 142% y hemos alcanzado ya una cuota de mercado de casi 10 puntos.

–En este aspecto el grupo VAG está realizando grandes inversiones.

–Ya el año pasado hemos invertido en I+D+I unos 10.000 millones, lo que nos coloca en el primer puesto en el sector del automóvil y tercero entre las empresas de todo el mundo. Pero hasta el año 2022 tenemos un plan de inversiones de 34.000 millones, la mayoría de los cuales se dedicarán a sistemas de electrificación. El programa contempla sacar al mercado antes de 2025 un total de 80 modelos electrificados, de los cuales 50 serán totalmente eléctricos y el resto, híbridos. Paralelamente avanzamos en otros combustibles alternativos, como el gas natural comprimido (GNC), a través de nuestra línea de coches G-Tron.

–Pero los coches de nuevas tecnologías aún representan muy poco en el mercado.

–Pero, precisamente por ello, deberían establecerse mecanismos para favorecerlos. El Plan Movalt está bien, pero es escaso, como lo prueba el hecho de que se agota en 48 horas. Sería mejor vincular la fiscalidad del automóvil al medio ambiente, con exención del IVA para los coches eléctricos, como han adoptado algunos países escandinavos.

– Sería una medida que favorecería al sector.

–Y lograría desarrollar el mercado con muy buenas consecuencias. Creo que lo que es bueno para el automóvil es bueno para España, ya que representa el 10 de su PIB. Y nuestro sector ha demostrado que, en los momentos de crisis, ha respondido con más empleo y nuevas inversiones. Ahora el futuro es del coche eléctrico y es necesario crear un mercado interior fuerte para que las fábricas establecidas en España, que ahora sólo producen coches con motores de combustión interna, pasen a construir eléctricos, que es el futuro. Hay que apostar por el mañana.

–¿Es partidario de las subvenciones para rejuvenecer el parque automovilístico español?

–Algo hay que hacer, no sólo por el tema de la contaminación, sino también por seguridad. El parque español tiene una antigüedad de 12 años. Por ejemplo, en Madrid, el 30% de los coches tiene más de 17 años y genera el 70% de las emisiones nocivas. Si lográramos sustituir estos motores por otro, se terminaría el problema. La realidad es que armonizar automóvil y sostenibilidad es una responsabilidad de todos. El automóvil representa la libertad del individuo y de sus movimientos.

–¿Cúal es la situación de las dos factorías de VAG en España?

–Landaben, que fabrica el VW Polo para casi todo el mundo y exporta el 90% de lo que sale de su línea de montaje, ha producido un cuarto de millón de unidades el año pasado. Los cambios del nuevo Polo han perjudicado, como es lógico, a la fabricación, pero alcanzará las 300.000 unidades este año y llegara a 350.000 en año que viene, con la introducción de un segundo modelo. Ello significaría un incremento de empleo del 10%. Respecto a Martorell, está en un momento dulce tanto en resultados como en producción. Su futuro está asegurado siempre que se mantenga una estabilidad jurídica, como hasta ahora. Si el escenario cambia, se abriría un panorama de incertidumbre que podría comprometer inversiones futuras. Pero, por ahora, no contemplamos esta situación.

–¿Cuáles son sus perspectivas para el presente año?

–La evolución económica española va francamente bien. En mi opinión, el mercado español de turismos y todo terreno puede cerrar este año en el entorno de 1,3 millones de unidades, lo que significa un crecimiento del 5%. Pero esta cifra podría incrementarse en más de 100.000 unidades si hubiera planes de rejuvenecimiento de parque que, por otra parte, no esperamos. Por lo que respecta a Volkswagen, el canal de particulares ha crecido para nosotros el 4,4% y el de empresas, un 14,8%. Pero nuestro canal de empresas es asimismo muy rentable. Por otra parte, como han aparecido fórmulas de «renting» para particulares, creemos que parte de las ventas a ciudadanos se han incluído en el canal empresas, por lo que el crecimiento de aquellos es mayor de lo que indican las encuestas.

–¿Como ve el futuro del «coche compartido»?

–Por el momento no me parece que sean operaciones interesantes. El futuro de esta fórmula se basa en la rentabilidad y ésta llegará cuando los fabricantes produzcan un vehículo especialmente pensado para esta función, es decir, con bajos costes de fabricación y de mantenimiento. Un coche hecho para circular por ciudad y que precise poca mano de obra para la recarga y la reparación de averías.

Últimas noticias