MENÚ
martes 22 octubre 2019
07:57
Actualizado

Hacienda pone a los ricos y las ventas online en el punto de mira

La Agencia Tributaria creará este año una unidad especial de vigilancia de los patrimonios relevantes. El comercio por internet y los nuevos modelo de negocio digital estarán también en las prioridades del fisco

  • Agencia Tributaria
    Agencia Tributaria /

    Archivo

Tiempo de lectura 4 min.

17 de enero de 2019. 18:39h

Comentada
Erik Montalbán 17/1/2019

ETIQUETAS

El Ministerio de Hacienda está decidido a reforzar el control fiscal sobre los ricos y para ello creará este año una unidad especial de Control de Patrimonios Relevantes. Esta unidad tiene como objetivo «coordinar e impulsar la obtención y ordenación de información para el control» de personas que cuentan con un patrimonio significativo y muestran determinados perfiles de riesgo fiscal. En estas actuaciones se prestará especial atención a los bienes y derechos situados en el exterior y los entramados financieros y societarios, según se desprende del Plan de Control Tributario 2019.

En él, el fisco pondrá énfasis en el fomento del cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales de los contribuyentes. Así, señala que la planificación de las actuaciones de control se orienta no sólo a regularizar los incumplimientos detectados «sino también a inducir un mejor comportamiento futuro de los contribuyentes comprobados y sus entornos». Por las características especiales de estos contribuyentes, que pueden tener una parte de su patrimonio en el extranjero, se requiere el uso de mecanismos de análisis sofisticados para investigar y comprender los complejos entramados financieros y societarios controlados por los mismos.

Además, la Agencia Tributaria (AEAT) intensificará la vigilancia sobre las ventas por internet, las tecnologías Fintech (aplicación de nuevas tecnologías a los servicios financieros) y las criptomonedas. Según se explica en el plan, publicado este jueves en el Boletín Oficial del Estado (BOE), este año se producirá la implantación definitiva de una herramienta de gestión de riesgos tributarios, que sistematiza todos los existentes en la AEAT, crea colectivos de riesgo y permite un mejor seguimiento del resultado de las actuaciones de control llevadas a cabo por la Agencia.

En este sentido, se realizará un estudio inicial de las tecnologías Fintech para evitar que su despliegue altere el grado de conocimiento que la Agencia Tributaria mantiene sobre el desarrollo de actividades económicas. Además, se seguirá actuando sobre los nuevos modelos de distribución y nuevas actividades, como la «triangulación de envíos», en la que las ventas realizadas por una empresa son entregadas por otras, así como sobre las llamadas «tiendas de tiendas» instaladas en páginas web, como Amazon.

Por otra parte, la Agencia Tributaria tiene previsto continuar mejorando este año las herramientas existentes para explotar información de otra naturaleza, también obtenida de forma automática de otros países y jurisdicciones, como pueden ser rendimientos del trabajo o pago de pensiones, con la finalidad de evitar la ocultación de rendimientos obtenidos y patrimonios situados en el exterior. También desarrollará actuaciones para verificar que las entidades financieras cumplen con sus obligaciones a la hora de identificar la residencia fiscal de los titulares de determinadas cuentas bancarias.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs