MENÚ
lunes 21 enero 2019
23:16
Actualizado

Hawkers: Un fenómeno «online» y «offline»

La empresa es un ejemplo de rápida expansión. Vende en 50 países y factura más de 60 millones

  • Fachada de una tienda Hawkers / HW
    Fachada de una tienda Hawkers / HW

Tiempo de lectura 4 min.

17 de junio de 2018. 01:56h

Comentada
J.C. Carvajal.  17/6/2018

El fuerte crecimiento de Hawkers es admirado y estudiado. Esta marca española ha revolucionado la industria de las gafas de sol con un producto de marca y calidad a precio justo. En tan sólo cuatro años ha conseguido ser una de las más apreciadas y reconocidas por los jóvenes de todo el mundo. Se ha posicionado entre las 10 firmas de moda españolas mejor valoradas internacionalmente. Vende en 50 países y su facturación en 2016 fue de 60 millones de euros. Su plantilla es de cerca de 300 trabajadores y cuenta con oficinas en Barcelona, Hong Kong, Ciudad de México, Los Ángeles y Elche. Hawkers es la niña bonita del grupo Saldum Ventures, del que forman parte otras tres marcas, Miss Hamptons, Northweek y Wolfnoir.

El secreto de este éxito arrollador no es único, aunque el más importante es, sin duda, su estrategia en marketing digital que les ha llevado a optimizar su publicidad «online» a límites jamás sospechados y que ha hecho que plataformas como Facebook, Instagram o Twitter no sólo lo hayan analizado minuciosamente, sino que ofrecen sus soluciones tecnológicas más innovadoras para que las experimenten y prueben antes de lanzarlas al mercado. Un segundo factor es su apuesta por China, donde dadas las limitaciones gubernamentales a las redes sociales, se ha visto abocada a comercializar sus colecciones a través de Alibaba, el gigante del «e-commerce» de ese país asiático. En poco tiempo ha logrado hacerse un hueco en el complejo mercado oriental y situarse en el «top 30» de las 500 marcas que se venden en su «marketplace». Durante el último «Día del Soltero», llegó a alcanzar picos de venta de más de 600 en una hora. Y un tercero es su política de alianzas con grandes firmas de la moda como El Ganso o JD, en cuyas tiendas vende diseños exclusivos.

Tiendas experienciales

Pero esta compañía, en cuyo ADN se enraiza su audacia y dinamismo, también está asombrando por su salto a la tienda física, al que sus directivos denominan «una prolongación de su web, una nueva ‘’landing’’ a pie de calle». En menos de ocho meses ha conseguido montar 40. Al frente de esta división se encuentra el exdirector de Innovación de Retail de Apple, Diego Sebastián. El directivo ha ideado un plan innovador y disruptivo que ya ha llamado la atención de universidades y escuelas de negocio.

Sus puntos de venta son de tres formatos diferentes: «flagships», tiendas experienciales y «microstores». Del primer tipo cuenta con dos, una en Madrid y otra en Roma. En ellas hacen partícipes a los clientes del «Universo Hawkers». En sus dos tiendas experienciales, una en el centro comercial ABC Serrano de Madrid y otra en el Barrio del Born en Barcelona, los clientes se convierten en protagonistas. No sólo tiene contacto directo con el producto de la firma. En alguna de ellas, reciben helados naturales Hawkers, que son un híbrido entre un polo de helado y una galleta de la fortuna, y en cada palo de polo se pueden encontrar frases divertidas, promociones y regalos. Así se da un valor añadido al «shopping». El diseño del local cambia cada seis meses.

Asimismo, dispone ya de 19 «microstores» en distintos centros comerciales de todo el país. De esta forma, la firma consigue estar presente en más ciudades. Estos espacios ofrecen las distintas colecciones de la firma y son fiel reflejo de los valores del producto y el lujo Hawkers. Un espacio de diseño minimalista rematado con el logo en led que le imprime una imagen futurista totalmente alineada con su tienda «online»: limpio, accesible, funcional y totalmente «cashless» (en efectivo).

Este fuerte crecimiento ha sido posible gracias a las inversiones de capital, más de 70 millones de euros, que le ha inyectado en los dos últimos años sobre todo O’Hara Financial. Este fondo de inversión del venezolano Alejandro Betancourt se ha convertido en el socio mayoritario de Saldum Ventures.

Su máximo directivo es un jóven empresario que también preside Derwick Associates, un grupo especializado en la construcción de plantas de generación de energía, y es accionista y miembro de la Junta Directiva de la petrolera canadiense Pacific Energy and Exploration. En los últimos tiempos, Betancourt ha sido protagonista involuntario de informaciones que apuntaban que estaba siendo investigado por blanqueo de capitales por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía. Extremo que ha sido negado por diversas fuentes policiales y que no le ha desviado de su compromiso con sus empresas y de su apuesta por nuestro país.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs