MENÚ
domingo 22 septiembre 2019
00:43
Actualizado

La acumulación de huelgas en el transporte complica la operación retorno

Paros la semana que viene. Están previstas protestas del personal de Iberia en Barajas y El Prat, de tripulantes de Ryanair y en Renfe

  • Varios aviones de Ryanair en un aeropuerto británico
    Varios aviones de Ryanair en un aeropuerto británico /

    Efe

Tiempo de lectura 2 min.

22 de agosto de 2019. 19:47h

Comentada
Roberto L. Vargas 23/8/2019

Volver de las vacaciones no resulta agradable para casi nadie. Y si encima el viaje se complica por cuestiones ajenas a su voluntad, todavía resulta más desalentador. Miles de españoles se enfrentarán a finales de mes ante una tesitura de este tipo. La acumulación de huelgas en el transporte amenaza con complicar su operación retorno.

Para el viernes 30 de agosto hay previstos paros en los aeropuertos de Madrid-Barajas y de Barcelona-El Prat y en Renfe. En los aeródromos son los empleados de Iberia los que están llamados a hacer paros. Reclaman que la compañía acabe con la, a su juicio, situación de eventualidad que afecta a muchos de sus trabajadores y solucione el problema de la redistribución de las horas de trabajo. El personal del aeropuerto catalán ya realizó movilizaciones en julio y tiene previstas otras para este mismo fin de semana, lo que ha obligado a Vueling a la cancelación de 112 vuelos. En Renfe, es CGT el que ha convocado la huelga. Los paros serán de 12:00 a 16:00 horas y de 20:00 a 24:00 horas. Un día después, el sábado 31, se repetirán los paros en los aeropuertos de Barajas y El Prat.

La situación seguirá siendo complicada el domingo 1 de septiembre, el día en el que probablemente se produzcan más desplazamientos de toda la operación retorno. Ese día no sólo hay convocadas movilizaciones en Renfe en los mismos intervalos horarios del viernes 30, sino también en Ryanair. Los tripulantes de cabina (TCP) de la aerolínea irlandesa han convocado diez jornadas de huelga en septiembre en sus trece bases españolas. Sitcpla y USO han convocado las movilizaciones para protestar por la intención de la compañía de cerrar las bases de Tenerife Sur, Las Palmas de Gran Canaria y, posiblemente Gerona. Según los sindicatos, la clausura de los centros afectaría a 350 tripulantes de cabina. Además del 1 de septiembre, los sindicatos han convocado paros los días 2, 6, 8, 13, 15, 20, 22, 27 y 29.

La situación en Ryanair se podría complicar todavía mucho más de cara al mes próximo. Los pilotos españoles de la aerolínea aprobaron ayer por una mayoría aplastante –90%- a autorizar al sindicato Sepla a tomar las medidas legales que considere oportunas, incluida la huelga, para resolver el «actual conflicto». Como sus compañeros tripulantes, los pilotos también consideran una amenaza para sus empleos la intención de Ryanair de cerrar tres bases. La medida podría costarle su puesto de trabajo a unos 100 pilotos, según los cálculos hechos por el Sepla.

Los que tengan pensado viajar por carretera en Portugal también pueden ver complicado su regreso. El Sindicato Nacional de Conductores de Mercancías Peligrosas ha convocado otra huelga para septiembre, lo que podría afectar de nuevo al suministro de carburantes. No serán paros tan severos como los que realizaron la pasada semana. Se celebrarán los fines de semana, festivos y horas extra entre los días 7 y 22 de septiembre.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs