Actualidad

La caída de la industria alemana amenaza a Europa

La producción industrial alemana cae a mínimos de seis años y arrastra al euro y a las bolsas.

Un trabajador de la fábrica del grupo siderúrgico Salzgitter, en Alemania / Efe
Un trabajador de la fábrica del grupo siderúrgico Salzgitter, en Alemania / Efe

La producción industrial alemana cae a mínimos de seis años y arrastra al euro y a las bolsas.

La incertidumbre por el Brexit o la guerra comercial entre Estados Unidos y China sigue pasando factura a la industria manufacturera alemana que, por tercer mes consecutivo, se contrajo en marzo, según el dato preliminar del índice compuesto de gerentes de compras (PMI), publicado ayer por IHS Markit. Después de nueve años de crecimiento, la primera potencia europea está dejando patente sus debilidades antes los temores de que las disputas comerciales estén agravando su desaceleración y, sobre todo, corroborando que la inestabilidad de la locomotora europea arrastraría al resto de la región, como se demostró con la caída de las bolsas y el euro. La producción de la industria alemana se ralentizó hasta el punto de situarse en su nivel más bajo de los últimos seis años. El índice PMI manufacturero germano retrocedió en marzo hasta los 44,7 puntos desde los 47,6 de febrero (por debajo de 50 significa contracción), mientras que el crecimiento en el sector servicios alemán se situó en los 54,9 puntos, frente a los 55,3 del mes anterior.

«La incertidumbre hacia el Brexit y las relaciones comerciales entre EE UU y China, una desaceleración en la industria automotriz y una caída en la demanda global, siguen pesando mucho en el desempeño del sector manufacturero, que ahora registra la mayor tasa de contracción desde 2012», aseguró Phil Smith, economista principal de IHS Markit. Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit, dijo que «la encuesta indica que el PIB probablemente ha aumentado en un modesto 0,2% en el primer trimestre y que un declive de la producción manufacturera en torno al 0,5% fue contrarrestado por una expansión de la actividad del sector servicios del 0,3%». En este sentido, el experto advirtió de que una nueva pérdida de ímpetu en el crecimiento del segundo trimestre «sembraría dudas sobre la capacidad de la economía para alcanzar un crecimiento superior al 1% en 2019». El PMI manufacturero de la eurozona retrocedió en marzo hasta los 47,6 puntos, registrando así su peor lectura en 61 meses.