MENÚ
lunes 26 agosto 2019
01:01
Actualizado

La marca Bravo Capital, fruto de un trabajo creativo y tenaz

El departamento de Marketing y Comunicación, clave del éxito de la compañía

Tiempo de lectura 4 min.

10 de abril de 2015. 12:56h

Comentada
12/4/2015

Bravo Capital es una compañía que vio la luz hace algo más de un año. Sin embargo consiguió cerrar operaciones de financiación por más de 300 millones de euros en 2014. De este éxito ha sido el gran artífice el departamento de Marketing y Comunicación, que dirige Elisa Valero, una de las pocas mujeres responsables en un mundo tan ligado a los hombres como es el financiero. Y es que el equipo, formado por diez profesionales especializados en diversas áreas, tuvo que partir de cero, creando desde la marca y el logotipo, hasta hacer una página web entendible y que explicara quiénes eran y que venían a ofrecer al mercado. Todo un reto, ya que no se trataba de dar a conocer productos de gran consumo, sino instrumentos financieros, complejos por naturaleza y donde la confianza es la clave, para lo que es necesario trabajar mucho en el área de comunicación. Así, Valero y su equipo iniciaron una estrategia fundamentada en hacer ver a las empresas la necesidad de diversificar sus fuentes de financiación. «Hemos trabajado tanto en posicionamiento off-line como on-line, esto significa dar a conocer la marca tanto en internet como fuera de la red. Toda esta labor de comunicación es el primer paso, pero donde realmente aportamos valor a las empresas es con la oferta de productos de Bravo Capital, que ofrecen nuestros gestores de cuentas, un equipo de profesionales con más de 20 años de experiencia en el sector financiero y que ofrecen soluciones personalizadas a cada empresa», explica.

La responsable de Marketing y Comunicación considera que lo más difícil ha sido conseguir que la marca se vaya conociendo y trasladar a las empresas que deben diversificar sus fuentes de financiación, aunque la banca vuelva a prestar masivamente en estos momentos, y que no pueden depender de un solo proveedor financiero. «Sigue siendo nuestro reto que las empresas que diversifican sus proveedores a nivel operativo comprendan que, por las mismas razones, deben también contar con varios proveedores financieros».

Lo que sí destaca Valero es la operativa sencilla de Bravo Capital. «No pedimos más documentación a las empresas de la que ya tengan, documentación estándar que aportan a su entidad financiera tradicional. Además los plazos de respuesta y de disponibilidad de fondos son muy rápidos. Lo que sí es difícil es que las empresas se abran a fondos que no son de la banca».

Para saber si una determinada campaña funciona, cuentan con un cuadro de mando muy avanzado, que les permite ejecutar acciones correctoras de un día para otro. «El principal indicador de que las campañas funcionan es, sin lugar a dudas, que crecemos, porque se generan más operaciones. La parte de comunicación en medios y relaciones públicas te produce reconocimiento de marca que te trasladan los propios clientes, proveedores y ‘‘stakeholders’’ y, además, indudablemente influye positivamente en la parte digital», asegura.

En el departamento de Marketing y Comunicación de Bravo Capital nunca hay un día igual a otro. Tanto Valero como el resto del equipo se enfrentan a acciones nuevas cada día en la comunicación con medios, ya que siempre tienen algo nuevo que trasladar, puesto que la sociedad cuenta con analistas muy activos que realizan diferentes estudios. En la parte de internet, trabajan para ocupar los primeros resultados de búsqueda todos los días, con innovaciones, nuevos algoritmos del buscador de Google, cambios digitales... lo que hace que todo el equipo tenga que estar alerta y en constante evolución. «Hay que actualizar la web, pensar en participaciones del equipo en eventos, presentar resultados de la empresa, en un mundo donde el cambio es permanente y las cosas se olvidan rápidamente, no paramos de recordar al mercado que existimos», añade.

nuevos productos

Bravo Capital se ha marcado como objetivo para este año duplicar el volumen de negocio con respecto a 2014. Para ello, tienen previsto lanzar nuevos productos. El último en incorporarse a su «familia» es un préstamo amortizable a seis meses y a unos precios muy competitivos –el 2,5% de interés nominal anual, sin sumar CIRBE– y con una fácil y rápida gestión, de manera que las empresas puedan disponer de fondos en unas semanas. «Para dar a conocer los nuevos productos, trabajamos con la Dirección Comercial en la elaboración del dossier informativo y la definición de producto y las ventajas que aportamos a las empresas. Desde Comunicación, vamos a potenciar más todavía el marketing digital (internet) y también nuestro «branding» (conocimiento de marca) en medios», concluye.

Últimas noticias