MENÚ
viernes 19 octubre 2018
04:10
Actualizado
  • 1

La nuclear y las fósiles generan el 53% de la electricidad en plena ola de calor

La eólica apenas produce un 7% mientras la hidráulica alcanza el 12% y las solares rozan el 11% en los picos de mayor consumo de los últimos días. El gas y el carbón aprovisionan un 36% de la energía a la misma hora

  • La demanda se dispara sobre las 14:00 / Foto: Cristina Bejarano
    La demanda se dispara sobre las 14:00 / Foto: Cristina Bejarano

Tiempo de lectura 2 min.

08 de agosto de 2018. 04:02h

Comentada
H. Montero 8/8/2018

Las tecnologías que utilizan el gas y el carbón como combustibles para producir electricidad han sido, junto con la producción nuclear, las responsables de que hayamos podido refrescarnos con los aires acondicionados y los ventiladores a plena potencia durante los picos de mayor calor alcanzados en los últimos días. Con más de media España rozando los 40 grados, las energías menos populares han sido las responsables de generar el 53% de la electricidad necesaria para el aprovisionamiento de la población en las horas de mayor consumo, según los datos de Red Eléctrica Española (REE) consultados por LA RAZÓN.

La tecnología que más ha tirado del sistema durante las horas de mayor consumo desde el pasado viernes hasta ayer fueron los ciclos combinados, que mediante sus turbinas de gas –que queman gas natural, generalmente– generaron el 18,15% de la electricidad consumida en esos picos. La energía nuclear ha sido la segunda que más electricidad ha producido en esas horas, que coincide habitualmente con la banda entre las 13:30 y las 14:30 horas anque también hay picos de consumo sobre las 22:30 horas. En concreto, las centrales nucleares fueron las responsables del 18,03% de la electricidad consumida en las franjas de mayor demanda. Por último, las centrales térmicas, que queman carbón, han generado el 16,74% de la electricidad en esos picos.

La nuclear y las fósiles generan el 53% de la electricidad en plena ola de calor

Por contra, las energías renovables puras –con la cogeneración al margen– apenas han logrado producir un 30,37% a esas mismas horas, cuando las empresas, centros comerciales y bares y restaurantes, entre otros, tenían los aires acondicionados a pleno rendimiento. La eólica apenas alcanzó el 7,39% de la producción, como consecuencia de la ausencia de vientos durante la ola de calor y las tecnologías solares rozaron el 11% de generación (6,53% la solar fotovoltáica y 4,3% la solar térmica). La renovable que más aportó, gracias a las lluvias recogidas durante el invierno y la primavera, y al deshielo tardío, fue la hidraúlica, con un 12,15% de la producción en esas horas de mayor demanda. Por su parte, la cogeneración, tecnología muy eficiente que utiliza el gas, generó un 9,42%.

El resto de electricidad provino de la importación. De hecho, según anunció ayer REE, el sistema alcanzó el pasado julio el mayor registro mensual de importación de electricidad desde 1990, consecuencia de la menor exportación a Marruecos y de la mayor importación de Francia.

El Gobierno, con la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, al frente se ha mostrado favorable a acelerar el cierre de las plantas de carbón y de las centrales nucleares. Sin embargo, la aportación de las energías menos populares del mix en esos picos en los que las renovables, especialmente la eólica, no pueden abastecer la demanda se vuelve fundamental para el suministro, a tenor de estas cifras.

Últimas noticias