MENÚ
domingo 22 septiembre 2019
05:29
Actualizado

La precariedad laboral se agrava: los contratos de verano ya sólo duran 47 días

Es la permanencia más baja desde hace 13 años. La campaña de verano ha generado 2 millones de puestos de trabajo en julio, de los cuales, uno de cada cuatro se prolongó menos de una semana

  • Los contratos no duraban tan poco de media desde 2006
    Los contratos no duraban tan poco de media desde 2006 /

    Efe

Tiempo de lectura 2 min.

19 de agosto de 2019. 21:07h

Comentada
Inma Bermejo.  20/8/2019

ETIQUETAS

El respiro que la campaña de verano da a las cifras del desempleo cada vez es más breve. La precariedad y la temporalidad han arraigado con mucha fuerza este verano. Los contratos registrados durante el pasado mes de julio se anotaron una duración media de apenas 47,05 días, la cifra más baja en este mes desde el año 2006, cuando arranca la serie de esta estadística, según datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) recogidos por Europa Press.

La duración media durante el periodo comprendido entre 2006 y 2013 fue bastante superior al mínimo alcanzado en julio de este año. Las cifras no bajaron de los 58,8 días y llegaron a su máximo en 2006, cuando los contratos rozaron los 74 días de duración en términos promedios. En los años posteriores, de 2013 a 2018, la duración inició su caída en picado. Aún así, los trabajadores permanecían de media 49 días en su nuevo empleo, con dos excepciones, julio de 2015 (51,43 días) y julio de 2016 (48,37 días).

La contratación temporal es una de las modalidades más utilizadas durante la etapa estival. El repunte de la demanda impulsado por el turismo aumenta el volumen de trabajadores año tras año, aunque la tregua sólo dura unos meses. Muchos aprovechan esta campaña para incorporarse al mercado laboral por primera vez o tras un largo periodo de desempleo, con la esperanza de conseguir un puesto a largo plazo. Sin embargo, según los últimos datos del SEPE, sólo el 8,5% de los 2.179.527 contratos registrados en julio son indefinidos.

Los últimos rayos de sol también traen consigo una caída en el pico de demanda turística. La precariedad golpea aún con más fuerza a medio millón de españoles que apenas permanecen siete días en su nuevo puesto. Según los datos del SEPE, uno de cada cuatro contratos inscritos en los servicios públicos de empleo durante el mes de julio tuvo una duración igual o inferior a la semana. A estos les siguen 822.376 contratos con una duración igual o superior a un mes, un 37,7% del total. Con entre uno y tres meses de duración se efectuaron 342.520 contratos en julio (el 15,7%), mientras que los contratos de entre tres y seis meses sumaron 128.294 (el 5,9% del total). Por último, de entre seis y doce meses de duración se registraron 26.696 contratos (el 1,2%), en tanto que 4.738 contemplaban un periodo de permanencia superior al año, tan sólo el 0,2% del total.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs