MENÚ
viernes 24 mayo 2019
03:58
Actualizado

«Sabía a lo que venía», dice el administrador de Puerto del Toro

Fermín Gallardo cree que usó su propia arma para no comprometer a las demás personas.

  • Fermín Gallardo, amigo de Miguel Blesa, atiende a los medios.
    Fermín Gallardo, amigo de Miguel Blesa, atiende a los medios.
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

21 de julio de 2017. 00:34h

Comentada
Madrid. 20/7/2017

«Blesa no llegó a la finca para cazar; tenía una idea de lo que iba a hacer». En estos términos se expresó ayer Fermín Gallardo , uno de los administradores de la finca donde el pasado miércoles murió el ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa. Gallardo, amigo personal del fallecido, se encontraba en la finca Puerto del Toro, ubicada en la localidad cordobesa de Villanueva del Rey cuando sucedieron los hechos.

Según la versión que ayer comentó a los medios de comunicación, Blesa llegó a la finca sin equipaje, algo que no era natural en otras ocasiones que se había desplazado para disfrutar de una de sus mayores pasiones, la caza. El ex presidente de Caja Madrid llegó de madrugada y avisó a los administradores de la finca de su presencia cuando se encontraba a menos de un centenar de kilómetros del destino final, algo que tampoco era habitual en un hombre al que todos reconocen que era «muy ordenado». El ex presidente de Caja Madrid se levantó muy temprano el miércoles, desayunó, dejó el número del móvil de su mujer al personal y se disparó un tiro en el pecho.

Miguel Blesa acudía a la finca cordobesa con cierta asiduidad, aunque en las últimas fechas apenas iba en un par de ocasiones al año. «En los últimos años ya no cazaba nada», aseguró Fermín Gallardo. «Venía a descansar porque para él era su paraíso». Por eso, en su opinión, «extraña que viajara a Villanueva del Rey sin apenas equipaje, sin ropa de repuesto pese a que pensaba pasar varios días aquí».

Otra de las cosas que sorprendió a Gallardo fue el hecho de que Blesa viajara con su propia arma, cuando normalmente, en las ocasiones anteriores, utilizaba las armas que se encontraban en la finca. Para Gallardo, el hecho de que usara su propia arma para quitarse la vida, tal y como ha quedado demostrado con los resultados de la autopsia, tiene una explicación muy sencilla: «No quería comprometer a los demás», lo que sin duda hubiera podido suceder de haber utilizado cualquiera de las escopetas que se guardan en un lugar dedicado casi en exclusiva a la caza.

La finca Puerto del Toros se ha convertido desde los años 90 en una referencia cinegética. El propio Gallardo había señalado en otras ocasiones que era el mejor lugar de España para la caza mayor. Se trata de un paraje de alrededor de 2.000 hectáreas situadas en Sierra Morena, casi en los límites con la provincia de Ciudad Real. Jabalíes, corzos y venados corren por el lugar a sus anchas. Villanueva del Rey vive de las cacerías. Según declaraciones realizadas por el propio Gallardo al «Diario de Córdoba» hace unos años, en la zona se organizan anualmente 60 monterías. Los clientes habituales suelen ser empresarios, banqueros o gente de negocios que pueden permitirse sufragar los costes de las mismas.

Gallardo es uno de los mayores administradores de cotos de caza de España. Es un hombre que comenzó a cazar joven y adquirir fincas para poder practicar su actividad favorito. Ayer, con el recuerdo de lo sucedido, Gallardo señaló que a Miguel Blesa se lo «había llevado la presión», lo mismo que a la senadora del PP y ex alcaldesa de Valencia Rita Barberá. En su opinión, ambos estaban sometidos en los últimos tiempos a una fuerte tensión que no pudieron soportar.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas