La prima de riesgo española cae a 353 puntos tras la emisión de deuda alemana

La prima de riesgo española -indicador que mide la confianza de los inversores en la deuda soberana- ha caído hoy 17 puntos básicos, hasta 353, después de que el Tesoro alemán subiera el interés en una emisión de deuda celebrada hoy.

El Tesoro germano ha captado esta mañana 4.301 millones de euros en deuda soberana a dos años pero ha tenido que elevar sus costes de financiación hasta el 0,21 %, frente al 0,01 % previo.

Esto implica que Alemania ha tenido que pagar intereses positivos por segundo mes consecutivo después de haberse financiado sin problemas con rentabilidades negativas desde julio hasta noviembre de 2012.

Según los datos de mercado consultados por Efe, el rendimiento del bono alemán a diez años -considerado de referencia- se ha elevado tras la subasta desde el 1,629 % de ayer hasta el 1,671 %.

La rentabilidad del bono español para el mismo periodo, por el contrario, se ha reducido hasta el 5,180 % frente al 5,297 % previo, lo que ha estrechado el diferencial y provocado el descenso del riesgo país español.

Con el descenso de hoy, la prima de riesgo acumula una caída de 28 puntos básicos en sólo dos días, impulsado por la buena emisión del Tesoro Público el martes y los mensajes del Banco Central Europeo y el estadounidense Morgan Stanley que apuntan a una cierta mejoría económica en España.

Los peores resultados de la deuda germana han favorecido también la mejora de los niveles de riesgo del resto de países de la zona euro.

Así, el riesgo país de Grecia ha caído 42 puntos básicos, hasta 920, en tanto que el de Portugal ha cedido 24 puntos, hasta 465.

Incluso Italia ha reducido su prima de riesgo - hasta 273 puntos básicos- pese a que el Tesoro de este país ha tenido que subir los intereses en una emisión de deuda celebrada esta mañana en la que, además, no ha logrado alcanzar sus objetivos y ha captado 6.629 millones de euros, por debajo del máximo ofrecido.

Por último, el precio de los seguros de impago de deuda (credit default swaps o CDS) para los bonos españoles a diez años -considerados también un indicador del riesgo que los inversores atribuyen a la deuda soberana- se ha reducido considerablemente, desde 316.690 hasta 298.680 dólares.