La troika revisa con lupa el decreto andaluz antidesahucios y las preferentes de la banca

La Razón
La RazónLa Razón

Representantes de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional iniciaron ayer en Madrid su tercera visita de evaluación del grado de cumplimiento del MOU firmado para reestructurar el sistema financiero. Durante esta semana, la troika se va a entrevistar con los principales directivos de los grupos bancarios españoles. Ayer comenzaron con Unicaja, Liberbank y Banco Popular. Desde el día 28, los encuentros serán con el Ministerio de Economía y el Banco de España.

Tres asuntos van a llenar la agenda de la troika: la marcha de la conversión de preferentes e instrumentos híbridos en las entidades –especialmente en las que han recibido ayudas públicas–, la ley de cajas de ahorros y el decreto de la Junta de Andalucía, que expropiará viviendas que se han adjudicado los bancos para personas desahuciadas y que multará con 9.000 euros cada casa vacía de los bancos que no alquilen.

Sobre este tema, la Dirección General de Asuntos Económicos de la Comisión Europea ha pedido al Ministerio de Economía toda la información de carácter regional referida a las medidas tomadas sobre embargos y desahucios, al considerar que el MOU obliga a consultar con antelación cualquier decisión relacionada con el sistema financiero.

La troika se reúne hoy con representantes de Banco Sabadell, Ibercaja, BMN y Caja España-Caja Duero. El jueves serán llamados a consulta Catalunya Banc, Bankia, Santander y NCG Banco y el viernes, CaixaBank y BBVA.

Por su parte, Luis de Guindos aseguró ayer que el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) está analizando todas las auditorías realizadas a la banca nacionalizada para descartar malas prácticas contables.