MENÚ
miércoles 23 octubre 2019
03:58
Actualizado

La UE de las multas

La integración, el proceso de convergencia política y económica de la Unión Europea tiene aún un escenario en el que trabajar al unísono: las multas de tráfico

  • La UE de las multas

Tiempo de lectura 2 min.

19 de septiembre de 2019. 13:31h

Comentada
Rafael Fernández 19/9/2019

ETIQUETAS

No hay nada como viajar para conocer otras maneras de hacer las cosas. Aunque te lleves una multa. En ese sentido, pese a todo lo que se ha avanzado en integración europea, en leyes, economía y planes comunes... aún queda mucho que trabajar en movilidad, en observancia y cumplimiento de las normas de circulación y en cambiar ciertas idiosincrasias que lastran esa «unión» en las normas de tráfico.

En líneas generales, algunas conductas están prohibidas en toda Europa, como manipular el teléfono móvil mientras estamos conduciendo, conducir tras haber tomado drogas o alcohol, viajar en coche sin usar el cinturón de seguridad o un sistema de retención infantil homologado, exceder los límites de velocidad... Pero no en todos los países coinciden los mismos límites ni las mismas multas.

Por ejemplo, en esto del alcohol la cosa va desde países como Bulgaria, Hungría, Eslovaquia, Rumanía y República Checa, donde está totalmente prohibido circular con alcohol en sangre, es decir, la tasa de alcohol debe de ser cero, hasta países como en Alemania o Italia, donde el límite general está en 0,5 gr/l.

Y lo que es la prueba más importante: en España la velocidad máxima es de 120 km/h, en Francia (excepto con lluvia o baja visibilidad), Italia y Austria asciende a 130 km/h, mientras que en Alemania se puede circular incluso por encima en carreteras con una señal de recomendación a 130 km/h. Otra cosa es que usted quiera ir a Dinamarca, Chipre, Malta, Países Bajos, Noruega, Suiza y Finlandia porque la velocidad máxima se reduce a 80 km/h, mientras que en Suecia a 70 km/h.

A partir de aquí, se abre un abanico de multas y sanciones por los asuntos más insospechados. Si viajas en coche en Francia debes saber que la sanción por no llevar puesto el cinturón de seguridad es de 135 €. Si se exceden los límites de velocidad en menos de 20 km/h, la multa es de 68 €; entre 20 y 50 km/h, la multa asciende a 135 € y por encima puede alcanzar una multa máxima de 1.500 € y la retirada del vehículo. Los excesos de velocidad en Italia pueden llevar significar hasta 3.827 euros de multa. La Unión Europea cada vez está más unida. También para poner multas. Así que atención a la carretera. Y a la cartera.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs