Economía

Llega ‘Alice’, el primer avión eléctrico de la historia y con ingeniería española

La empresa española de ingeniería aeronáutica Altea, de origen madrileño y toledano, ha participado en la fabricación de esta aeronave eléctrica.

La empresa española de ingeniería aeronáutica Altea, de origen madrileño y toledano, ha participado en la fabricación de esta aeronave eléctrica.

Publicidad

Ingenieros españoles trabajan en el que será el primer avión eléctrico de pasajeros del mundo, ‘Alice’, que fue presentado en la 53 edición del salón de la avión de Le Bourget en Francia y que espera comercializar la empresa israelí Eviation en 2022.

‘Alice’ es un avión cien por cien eléctrico, construido en un 90% en fibra de carbono y con un sistema de mandos de vuelo eléctricos. Esta aeronave, con capacidad para nueve pasajeros, además del piloto y el copiloto, tiene una autonomía de 1.000 km y una velocidad de crucero de 450 km/h.

Publicidad

La compañía española Altea, una compañía de ingeniería y fabricación aeronáutica de origen madrileño y toledano, ha sido el proveedor de las estructuras delanteras y traseras del avión así como la puerta de pasajeros.

Publicidad

“Se trata de elementos que no solo mejoran la aerodinámica del avión, sino que son de gran importancia para soportar la enorme carga de baterías, que constituyen un 65% del avión”, explican fuentes de Altea. En concreto, la empresa española ha diseñado y fabricado estructuras en fibra de carbono, así como componentes metálicos de alta responsabilidad estructural.

Es un avión especialmente respetuoso con el medio ambiente, ya que funciona exclusivamente con electricidad, lo que también permitirá reducir los costes de operación hasta un 70% respecto a un avión convencional de similar capacidad. En definita, “auna precios muy competitivos y respeto al medio ambiente”.

‘Alice’ estará listo para volar a finales de año y su diseño es algo diferente al habitual, con un fuselaje más plano que los aviones convencionales y con un tamaño pequeño: 12 metros de largo y 16 metros de envergadura. “Hemos llevado a cabo este desarrollo en un tiempo récord, obteniendo un prototipo totalmente funcional”, explica Marta García-Cosío, directora CiTD.

Publicidad

Asimismo, el primer avión eléctrico de la historia realizará su primer vuelo para obtener las certificaciones correspondientes a finales de 2019. No obstante, tras su presentación, Eviation cuenta ya con su primer cliente, la compañía Cape Air (US).